Poco a poco, el escenario macroeconómico se nubla. La revisión de los pronósticos de crecimiento, que al inicio del año se tornaban positivos, ahora ha cambiado de rumbo y éstos se vuelven cada vez más inciertos y, en algunos casos, matizados por cierto pesimismo. Hace apenas unas semanas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajaba su expectativa de crecimiento de la economía mundial para ubicarla en 3.5 por ciento.

Ayer, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), en una versión revisada de su informe Situación y perspectivas de la economía mundial en el 2012 , modificó sus pronósticos a la baja, para ubicar el crecimiento de la economía mundial en 2.5%, con cifras regionales muy desiguales.

La actualización del informe indica que una escalada de esa crisis podría dar lugar a graves problemas en los mercados financieros y un fuerte aumento de la aversión al riesgo, lo que a su vez llevaría a un nuevo debilitamiento del crecimiento mundial.

Los expertos de la UNCTAD indican en particular que las medidas de austeridad presupuestaria adoptadas para intentar controlar el alza de las deudas públicas no sólo debilitan el crecimiento económico, sino que complican aún más los esfuerzos para reducir la deuda(...). Está claro que los esfuerzos destinados a restaurar la viabilidad de la deuda a través de la austeridad presupuestaria son contraproducentes , se consigna en el informe.

EL RESTO DEL MAPA

En este contexto de incertidumbre, los grandes inversionistas se apresuran a comprar bonos soberanos de Estados Unidos y Alemania, al tiempo que se reduce el número de economías seguras. Hay un evidente miedo al desastre que flota en los corrillos financieros, indica la revista especializada The Economist.

De acuerdo con la publicación, las economías se están debilitando en todo el mundo y la recesión en los países de la periferia de la zona euro se está profundizando. En Estados Unidos, cuatro meses consecutivos de cifras de empleo débiles sugieren que la recuperación en la economía más grande del planeta puede estar en problemas.

Los mayores mercados emergentes, sobre los cuales se había cifrado cierta esperanza de recuperación, parecen haber chocado contra un muro. El PIB de Brasil está creciendo más lentamente que el de Japón, al tiempo que la desaceleración de China se intensifica.

La posibilidad de una salida griega del euro después de su elección el próximo 17 de junio, el deterioro del sector bancario de España y la rápida desintegración de los flujos de capitales europeos transfronterizos han aumentado este peligro. Esta vez será más difícil de contrarrestar la crisis. En el 2008, los bancos centrales y políticos trabajaron en conjunto para evitar la depresión; hoy, los políticos no logran ponerse de acuerdo mientras el mundo empieza a caerse en pedazos. Además, ciertamente, los bancos tienen menos municiones en su arsenal para sobreponerse al embate de la crisis.

EUROPEOS, ENCABEZAN LA RECESIÓN

El crecimiento para el 2012 se estima en 2.5% de acuerdo con la UNCTAD y en 3.5%, según el FMI en sus proyecciones más recientes, aunque en ambos casos han movido sus pronósticos a la baja y las recomendaciones no son muy distintas. La construcción del mapa económico se elaboró con las estimaciones del FMI. Lideran el crecimiento para el 2012 las economías emergentes de Asia, ante la desaceleración de Rusia y Brasil. Destaca por su crecimiento más alto Mongolia, con 17.2 por ciento. México está a media tabla, con avance del PIB de 3.6 por ciento. En el último lugar se ubica Grecia, con una caída en su actividad económica de 4.7 por ciento. Portugal se halla en el penúltimo lugar, con una contracción de 3.3 por ciento.

CRÓNICA

MÉXICO, A LA EXPECTATIVA DE LOS GRANDES MERCADOS DEL MUNDO

La gran dependencia de México de la mayor economía del mundo significará para el país ajustes en el mismo sentido en que Estados Unidos resienta la debilidad en su mercado interno. El conducto de transmisión será la industria automotriz, dado el fuerte vínculo comercial.

  • 4.6% creció el PIB de México en el primer trimestre del 2012, el nivel más alto en seis trimestres.
  • 14.9% aumentó ?el PIB de la rama de equipo ?de transporte en México, la más dinámica del sector manufacturero.
  • 7.8% retrocedió el valor de la producción de la rama de confección de productos textiles, la más baja de la industria manufacturera.
  • 3.5% crecerá el PIB de México para el 2012, de acuerdo con las estimaciones más recientes del Fondo Monetario Internacional.

[email protected]