La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que las prioridades en las que Europa debe enfocarse para salir de la crisis que vive en la actualidad son el crecimiento y la creación de empleo.

Durante su participación en el Foro Económico Mundial, Lagarde comentó que la economía del viejo continente afronta muchos retos; entre ellos, una unión fiscal más profunda, pero afirmó que se siente optimista sobre el futuro europeo debido al esfuerzo que han realizado los países para salir adelante.

La funcionaria del FMI alabó las medidas que han implementado algunas naciones para afrontar la crisis y dijo: Lo que han hecho algunos países europeos en los últimos 18 meses es increíble .

Sin embargo, Lagarde insistió en que es imperativo mantener las medidas necesarias para eliminar la incertidumbre financiera que ha reinado en los mercados en los últimos meses, por lo que instó a los países de la zona a avanzar en la unión bancaria.

La economía europea enfrenta serias cuestiones que deben de ser abordadas. Pero soy optimista sobre el futuro de Europa, especialmente, si se mantiene en la senda de reformas, la integración y la ?renovación , afirmó Lagarde durante su discurso.

Por otra parte, aseveró que es importante la inclusión de género, pues no tiene sentido bloquear a las mujeres, ya que controlan 70% del gasto del consumo global.

MONTI DEFIENDE LAS REFORMAS QUE HA IMPLEMENTADO

Por otra parte, durante su intervención en este foro, el primer ministro de Italia, Mario Monti, afirmó que las reformas estructurales que su administración ha implementado con el fin de paliar la crisis han contribuido a que aumente la confianza en Italia y a que baje la prima de riesgo de 575 a 260 puntos, por lo que los inversionistas internacionales han regresado a su país.

RUSIA ANUNCIA CRECIMIENTO ?DE SU PIB EN EL 2012

Durante el encuentro, el primer ministro de Rusia -país donde por cierto hay mayor optimismo que en el 2012-, Dmitri Medvedev anunció que durante el año pasado el país que gobierna registró un crecimiento económico de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) y una inflación de 6.6 por ciento.

Asimismo, Medvedev indicó que para alcanzar el objetivo de 5% de crecimiento por año se necesitan un crecimiento en las inversiones alrededor de 10% durante unos años más.

Pese a estas cifras, Rusia está obligada a reformarse, ya que el sector de la energía se enfrenta a la revolución del gas de esquisto , según las conclusiones de un informe publicado por el Foro Económico Mundial, consagrado a las diferentes alternativas que tiene el país.

No vemos ningún escenario en el que se mantenga la situación actual , declaró a la prensa Sergei Guriev, profesor de la New Economic School de Rusia.

Resistencia dinámica

OPTIMISMO CAUTELOSO, EL AMBIENTE QUE SE VIVE EN DAVOS

Los últimos datos que han arrojado las economías en el mundo reflejan una recuperación económica, pero son recibidos con un optimismo cauteloso por los participantes del Foro Económico Mundial, pues aseguran que los riesgos para la economía mundial siguen presentes.

Existe un cambio entre la situación actual y la que había hace un año, declaró Zhu Min, vicedirector del Fondo Monetario Internacional, durante su intervención en una de las mesas.

En este momento en particular, las cosas están mucho mejor que hace 12 meses. Hace un año, estábamos realmente preocupados por la crisis del euro y el abismo fiscal en Estados Unidos , recordó Zhu.

El funcionario aseguró que con las políticas adoptadas por los gobiernos existe una mayor tranquilidad financiera, pero se debe tener mucho cuidado, pues todavía existen aspectos que pueden torcer el camino.

Con el lema Resistencia dinámica , el Foro de este año pretende crear la conciencia de que hay que resistir para ganar, adaptarse a los cambios, aguantar choques repentinos y recuperarse de ellos.

El desafío principal es hacer que la economía vuelva a crecer de manera estable y genere empleo, corrija las vulnerabilidades que persisten en el sistema financiero internacional y aguante riesgos sistémicos para evitar catástrofes mayores.

La crisis se ha llevado por delante 28 millones de empleos, según la Organización Internacional del Trabajo.