Los inicios de construcciones de casas en Estados Unidos registraron en enero su mayor caída en cerca de tres años, probablemente presionados por el clima desfavorable, pero el tercer mes de retroceso en los permisos para construir evidencia una debilidad subyacente en el mercado inmobiliario.

El Departamento de Comercio refirió que los inicios de construcciones de casas cayeron 16% en enero, a una tasa anual desestacionalizada de 880,000 unidades, el menor nivel desde septiembre. Fue el mayor declive porcentual desde febrero del 2011.

Los inicios de construcciones en diciembre fueron revisados a la alza a una tasa de 1 millón 50,000 unidades, desde las 999,000 unidades que se habían reportado previamente. Las proyecciones de varios economistas decían que los inicios de construcciones de casas bajarían a una tasa de 950,000 unidades en enero.

Los inicios en la región central de Estados Unidos se desplomaron un récord de 67.7%, sugiriendo que el clima más frío de lo habitual podría haber afectado la actividad.

Al mismo tiempo, el comienzo de proyectos de construcción en el noreste del país aumentó a su mayor nivel desde agosto del 2008.

Las temperaturas heladas fueron responsabilizadas por la aguda caída en la contratación en diciembre y enero. También afectaron la producción manufacturera el mes pasado y son citadas en la inesperada caída de las ventas minoristas de enero.

Pero no toda la debilidad de los datos puede ser atribuida al clima frío ante la evidencia de que la economía ya estaba perdiendo impulso hacia el fin del cuarto trimestre.

Los inicios de viviendas unifamiliares, el mayor segmento del mercado, cayeron 15.9% a un ritmo de 573,000 unidades en enero. Fue el menor nivel desde agosto del 2012.

Los inicios del volátil segmento de viviendas multifamiliares disminuyeron 16.3% a una tasa de 307,000 unidades.

Los permisos para construir viviendas bajaron 5.4% en enero, la mayor caída desde junio, a una tasa de 937,000 unidades. Los permisos de viviendas para construir casas unifamiliares cayeron 1.3 por ciento. El sector de viviendas multifamiliares retrocedió 12.1 por ciento.

Infografia