Para las autoridades mexicanas, la banca que opera en el país ha sido un factor importante para lograr el crecimiento que hoy muestra la economía nacional. Aunque las estimaciones apuntan a que el Producto Interno Bruto (PIB) cerrará el 2015 con una expansión de 2.5% y pese que es considerado insuficiente por los especialistas, es mayor al que se prevé para la región.

Un factor clave para explicar por qué la economía está creciendo (en un entorno internacional complejo), es el dinamismo y la solidez de la banca nacional , explicó recientemente el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en una conferencia conjunta con los banqueros del país.

En los últimos años, el crecimiento del crédito otorgado por la banca ha sido en promedio tres veces más que el crecimiento de la economía.

Hoy día, el financiamiento al sector privado es de 31% como proporción del PIB y la meta es que se llegue a 40%, al finalizar el sexenio.

Videgaray destacaba que, tras la reforma financiera, hoy se observa una saludable expansión del crédito y una reducción del costo del mismo.

El crédito a cifras de octubre está creciendo a una tasa superior a 10% en términos reales. En algunos segmentos clave, como por ejemplo el de las pequeñas y medianas empresas, está creciendo a una tasa del más de 20 por ciento. Está creciendo el crédito a la vivienda, los créditos personales y las empresas. Y esto es uno de los soportes fundamentales de por qué en un entorno internacional adverso está creciendo la economía mexicana y está creciendo el consumo de las familias mexicanas , explicaba el funcionario.

En el 2014, el crédito de la banca comercial cerró el año con un crecimiento ligeramente inferior a 10%, pero para el 2015 se estima termine con un repunte cercano a 15%, lo mismo que para el 2016.

Aunado a ello, Videgaray destacó que, en la actualidad, el sistema bancario se encuentra bien capitalizado, y con adecuados niveles de reservas, liquidez, bajos niveles de cartera vencida, además de una buena regulación.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el índice de capitalización promedio de la banca en México está ligeramente por arriba de 15%, muy por encima de 10.5% requerido por estándares internacionales.

El funcionario comentó que a lo largo del año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha sostenido diversas reuniones con la Asociación de Bancos de México (ABM), a efecto de identificar cómo puede crecer la competencia y generar mecanismos de colaboración.

En este tenor, adelantó que en los próximos meses se trabajará para abaratar el crédito a los derechohabientes del Infonavit en una labor conjunta con la banca comercial, y en una alianza para que el financiamiento al sector agropecuario sea más barato.

La ABM ha dicho, por su parte, que la banca en México está en el mejor momento de su historia y lista para financiar los grandes proyectos que se deriven de las reformas estructurales. Incluso, ha afirmado que el sector tiene recursos disponibles para prestar a todos los sectores por más de 100,000 millones de dólares.

[email protected]