El índice PMI, Compuesto de la Actividad Total de la Zona Euro, que publicó la agencia Markit se situó en 49.4 en octubre frente a la puntuación de 50.4 de septiembre, cifras que confirmaron el regreso a la zona de contracción económica del indicador.

Se trata también de la nota mínima de la evolución económica de las empresas europeas en los cuatro últimos meses y la primera contracción de la actividad del sector privado desde junio.

“La actividad comercial volvió a caer en territorio de declive en la región en su conjunto en octubre puesto que un crecimiento cada vez más rápido de la producción manufacturera fue contrarrestado por un deterioro progresivo de la actividad del sector servicios debido a la creciente preocupación por el Covid-19”, señaló IHS Markit, quien publica mensualmente el principal indicador de la marcha de las empresas europeas, cuyos resultados anticipan la evolución del Producto Interno Bruto (PIB).

El Índice PMI de Actividad Comercial del Sector Servicios se situó en 46.2 puntos (48.0 en septiembre), el mínimo nivel de los cinco últimos meses, mientras que la Producción del Sector Manufacturero se situó en 57.8 (57.1 en septiembre), registrando su máxima en 32 meses y el PMI del Sector Manufacturero fue de 54.4 puntos (53.7 en septiembre), alcanzando su máxima de 26 meses.

Asimismo, Alemania fue el único país que consiguió crecer, mientras que Francia y el resto de la región en su conjunto caen aún más en territorio de declive.

La tasa de pérdida de empleo se atenuó, sin embargo, los indicadores a futuro se deterioraron: los niveles de nuevos pedidos recibidos mostraron un declive y, el optimismo empresarial para los próximos 12 meses cayó hasta su mínima desde mayo.

“Aunque el índice permanece muy por encima de las mínimas sin precedentes observadas durante lo peor de la pandemia en el segundo trimestre, el renovado declive plantea la posibilidad de que la economía de la región podría volver a contraerse en el cuarto trimestre”, señaló el informe.