La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que en lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, se han bloqueado diversas cuentas que suman casi 4,000 millones de pesos.

Santiago Nieto, titular de la UIF, informó que de diciembre del año pasado al corte del 15 de agosto se han bloqueado, de manera directa, 3,271 millones de pesos en cuentas mientras que se han bloqueado cuentas a terceros por un total de 558 millones de pesos.

En total, las cuentas bloqueadas por la UIF sumaron 3,829 millones de pesos; no obstante, refirió que éstas son cifras preliminares, sujetas a cambios o revisiones.

“Este dato es importante porque se trata de recursos que tienen que detenerse de acuerdo con los estándares internacionales”, declaró durante su participación en el II Congreso en Prevención de Lavado de Dinero, realizado por Thomson Reuters.

Detalló que las cifras están relacionadas con 129 bloqueos de cuentas, en donde hay vinculadas 601 personas, mientras que existen otras 845 más que se consideran como terceras relacionadas.

La UIF es la instancia para ayuda en la prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. Analiza y disemina la información que recibe tanto de las instituciones financieras como los sujetos obligados que realizan actividades vulnerables, como comercio exterior, arrendamiento de inmuebles, venta de joyas, venta de obras de arte, centa de  autos y casinos,  entre otras.

Denuncias por lavado suman 111

Por otro lado, el funcionario agregó que en el periodo mencionado se han hecho un total de 111 denuncias en la UIF por presunto lavado de dinero, las cuales involucran las cuentas de 492 personas.

De éstas, 269 resultaron ser personas físicas mientras que 208 fueron morales y 15 servidores públicos.

Estas personas fueron denunciadas debido a que el monto de sus operaciones en depósitos sumaron 169,875 millones de pesos, mientras que en el caso de los retiros la cifra fue de 134,341 millones.

Durante el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto, la UIF presentó 82 denuncias por presunto lavado de dinero, mientras que en el sexenio completo, la cifra total fue de 587 denuncias.

Bitcoins, para lavar dinero

Santiago Nieto informó que se ha dado un caso en Quintana Roo en donde se detectó que, a través de la trata de personas, se obtuvo dinero y se ingresó al sistema financiero en efectivo para, después, ser transferido a cuentas internacionales en donde fue utilizado para comprar bitcoins.

En este sentido, refirió que es de suma importancia que se regulen las criptomonedas, ya que pueden “ser un mecanismo utilizado para el lavado de dinero”.

Recordó que el Banco de México es el encargado de regular estos activos virtuales; sin embargo, a falta de esta regulación, el Servicio de Administración Tributaria es el encargado de supervisar esta actividad, en términos de la Ley de Prevención del Lavado de Dinero.

Cabe destacar que la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, promulgada en marzo del 2018 y que es parte también de la ley antilavado, ya establece que la compra y venta de activos virtuales es una actividad vulnerable.

De acuerdo con la ley, las entidades que realicen estas transacciones están obligadas a reportar la información de una transacción, ya sea de compra o venta de activos virtuales si rebasa el umbral de las 654 Unidades de Medidas de Actualización, es decir, alrededor de 54,000 pesos.