La Reserva Federal de estados Unidos (Fed) tiene previsto votar la próxima semana sobre una propuesta altamente esperada para implementar un acuerdo internacional que establezca estándares de capital más altos para los bancos, conocido como Basilea III.

La Fed anunció la reunión del 7 de junio, que será abierta al público.

El acuerdo es la piedra angular de los esfuerzos de reguladores internacionales tras la crisis financiera del 2007-2009 para asegurarse de que el sistema bancario global sea más resistente.

El acuerdo, que establece una puesta en vigor por fases entre el 2013 hasta el 2019, obligará a los bancos a mantener capital de máxima calidad, equivalente a 7% de sus activos de riesgo.

En su mayoría, los bancos están de acuerdo con que este nivel mínimo es necesario.

Sin embargo, 28 bancos globales de importancia sistémica podrían tener que mantener un colchón adicional de 2.5 por ciento.

Esta provisión afectaría a instituciones financieras internacionales más grandes como JP Morgan Chase & Co, Goldman Sachs Group Inc. y Deutsche Bank AG.

Esta provisión adicional es fuente de mucha preocupación entre los bancos más grandes, con ejecutivos y sus representantes, que han argumentado que es ir demasiado lejos y que dañará su capacidad de préstamo.

Reguladores y otros expertos que favorecen los estándares han rechazado estas quejas porque consideran que los bancos están exagerando el impacto en el crédito y esas economías mundiales se beneficiarán de un sistema financiero más estable. El requerimiento extra de capital sobre los grandes bancos debería ser aplicado por etapas entre el 2016 y el 2018.

Los parámetros de capital de Basilea fueron acordados por los líderes del Grupo de las 20 mayores economías del mundo y los países que se sumaron a Estados Unidos están preocupados por poner en práctica tales medidas.

La Fed anunció que también planea votar una norma final que implemente nuevos estándares de capital respecto de los riesgos que representan específicamente los registros de transacciones de los bancos.

Esta actualización para los registros de transacciones es conocida como Basilea 2.5.