El optimismo en Estados Unidos se ha relajado desde las elecciones de noviembre pasado, pero la actividad económica se prevé que continúe con expansión una moderada durante el 2017, indicó la Reserva Federal (Fed).

Las empresas fueron en general optimistas sobre las perspectivas a corto plazo, pero en un grado algo menor que en el informe previo , refirió el Libro Beige de la Fed, documento que recoge información de la actividad económica en el país.

Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre, el reporte de enero pasado destacó el optimismo en las perspectivas económicas para el 2017.

En esta ocasión, el informe expuso que el ritmo de la actividad manufacturera se mantuvo moderado , mientras que el alza de los precios registrado en el anterior informe parece haberse estabilizado .

Asimismo, mencionó que el mercado laboral sigue ajustado , con varios distritos que constatan dificultades para encontrar trabajadores cualificados.

Sobre las políticas del presidente Trump, se mencionó la cautela por parte de empresarios y consumidores, a la espera de más detalles por parte del nuevo gobierno.

Algunos encuestados expresaron su preocupación sobre los cambios de política en la nueva administración y las incertidumbres relacionadas , dijo la Reserva Federal de Boston.

Por su parte, la Fed de Cleveland declaró que la industria automotriz está preocupada por el posible impacto de un ajuste de impuestos fronterizos .

La administración Trump considera gravar las importaciones pero no las exportaciones; sin embargo, la industria automotriz advierte que las piezas de los automóviles cruzan la frontera muchas veces hasta el ensamblaje final , y ese tipo de impuestos, podrían resultar en un aumento del precio para los vehículos.

Por su parte, la Fed de Dallas también reportó una creciente incertidumbre sobre los próximos cambios en la política especialmente en el sector de manufacturas; la de San Francisco citó preocupaciones sobre el impacto que los límites a la inmigración pueden tener en el sector de la agricultura, particularmente durante la temporada de cosecha , lo que podría aumentar los costos salariales.

El documento agrupa apuntes de los 12 distritos que conforman el sistema del banco central estadounidense entre mediados de enero y mediados de febrero.

Este reporte lo utilizará la Reserva Federal para su reunión de política monetaria, que se realizará los días 14 y 15 de marzo, en la que analizará una posible alza de tasas de interés.

En diciembre, la institución presidida por Janet Yellen elevó los réditos a un rango entre 0.50 y 0.75%, el segundo ajuste monetario en casi una década.

De cara al 2017, la Fed ha pronosticado la posibilidad de hasta tres nuevas rondas de encarecimiento del precio del dinero.