El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (FOMC, por su sigla en inglés) dejó sin cambio la tasa entre 0 y 0.25% y advirtió que la fuerza del “rebote económico” que se presentó en aquel país en el tercer trimestre ha comenzado a perder dinamismo.

“Se materializó un fuerte rebote después de la reapertura de las actividades económicas en el tercer trimestre y el PIB presentó un importante avance; sin embargo, esa fuerza se ha moderado en los últimos meses, particularmente en el consumo del sector servicios”, explicó el Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell en la conferencia de prensa tras el anuncio.

Desde las oficinas de la Fed, en Washington D.C., el banquero central explicó que mientras las condiciones de salud en el país no estén restauradas, y persista el riesgo de contagio por el Covid-19, no se puede esperar una recuperación de sectores que requieren de la proximidad y relación cercana entre las personas como son los relacionados con el turismo, viajes y hospitalidad.

“Hemos superado mejor de lo esperado los primeros cinco y seis meses de la pandemia (...) Pero debemos ser humildes en lo que respecta a esta enfermedad y reconocer que no se ha ido”.

La situación de salud permanecerá en el centro de las decisiones de gasto y tendrá un importante impacto en el consumo doméstico, consignó.

Apoyo fiscal y elecciones

Dos días antes de que se realizara el proceso electoral para renovar la presidencia en Estados Unidos, y del impasse en que se ha mantenido el resultado, explicó que en la reunión del Comité de Mercado Abierto hablaron sobre economía, mercados, riesgos y respuestas económicas “las elecciones se presentan de vez en cuando, pero no son el enfoque central de nuestros encuentros”, observó.

Lo que sí es del interés de la Fed, es el apoyo fiscal que puede retrasarse mientras no se defina el resultado electoral.

Por ello Powell aseguró que “la recuperación económica será más fuerte y más rápida si la política monetaria y fiscal siguen trabajando codo con codo hasta que la economía se encuentre fuera de peligro”.

Al retrasarse la aprobación del plan de estímulo fiscal, condicionado desde hace semanas por el presidente Donald Trump al resultado electoral, el Comité de Mercado Abierto tiene que sostener el manejo de “la gama completa de herramientas para respaldar a la economía en este momento desafiante, para promover así las metas de máximo empleo y estabilidad de precios”.

Inflación impactada por pandemia

En el comunicado del anuncio, el Comité explicó que el trayecto de la economía dependerá significativamente de la pandemia. La actual crisis de salud pública seguirá afectando a las actividades, el empleo, la inflación de corto plazo y plantea riesgos considerables para las perspectivas económicas de mediano plazo”, resaltaron en el comunicado.

Ahí mismo, reiteraron que el nivel futuro de las tasas será determinado en función de la recuperación del mercado laboral de Estados Unidos, la lectura sobre la salud pública, presiones inflacionarias, expectativas de inflación y desarrollos financieros tanto domésticos como internacionales.

Como se recordará, en agosto el Comité anunció que permitirán que la inflación puede permanecer por encima de la meta de 2% “durante algún tiempo” antes de que el banco central de EU decida subir las tasas de interés”.

Un cambio que reflejó la apreciación del FOMC sobre los beneficios de un mercado laboral fuerte, particularmente para muchas comunidades de ingresos bajos y moderados.

La última reunión monetaria del FOMC programada para este año, se realizará entre el 15 y 16 de diciembre, y la minuta del encuentro de esta semana será divulgada el 25 de noviembre.

ymorales@eleconomista.com.mx