Los miembros de la Reserva Federal (Fed) son proclives a subir “pronto” las tasas de interés de Estados Unidos ante la solidez de la economía y el alza de la inflación, según  la minuta de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) realizada los días 1 y 2 de mayo.

El comentario es una señal de que ese aumento podrá llegar en la reunión de política monetaria del mes que viene, como lo esperan los mercados.

La Fed mantendrá un ritmo de aumentos graduales de tasas aun cuando la inflación está “modestamente” por encima de la meta de 2% y mientras esa alza sea sólo “temporal”, según“La mayoría de los participantes” concordaron en que, si la economía sigue como se espera, “probablemente sería apropiado que el comité dé otro paso”, dice la minuta.

La Fed subió las tasas por última vez en su reunión de marzo. Ese aumento fue el sexto desde diciembre del 2015 y las dejó en un rango de entre 1.50 y 1.75 por ciento.

Se esperan para este año al menos dos aumentos más, los mercados han estado buscando indicios de una política monetaria más agresiva debido a que la inflación dejó de languidecer y empezó a crecer hasta situarse en torno la meta de 2 por ciento.

La minuta confirma el concepto expresado en el comunicado del 2 de mayo en el que se afirma que la meta de inflación es “simétrica”; lo cual significaría que la Fed no se alarmaría si los precios suben un poco por encima del objetivo.

Funcionarios advirtieron que aún con el reciente aumento de la inflación “es prematuro concluir” que permanecerá en esos niveles dado que los precios han estado muy contenidos en los últimos años.

No obstante, algunos dicen que la inflación “superará levemente” la meta.

“También se advirtió que un periodo de inflación modestamente por encima de 2% será consistente con el objetivo de inflación simétrica” del FOMC, dice la minuta.

Incluso que, por poco tiempo, la inflación esté por encima del objetivo, “sería una ayuda” para solidificar las expectativas de aumentos de precios.

Ese dato es importante en política monetaria porque si hay expectativas de que los precios bajen entonces puede tambalear la actividad económica.

El documento señala que en la reunión de mayo hubo “una gama de puntos de vista” sobre cuántas veces la Fed debería subir la tasas.

Aunque en términos generales los miembros de la Fed esperan crecimiento económico, igualmente advirtieron sobre “riesgos e incertidumbres”. Eso incluye la escasez de mano de obra que puede presionar al alza de salarios y precios y también la política comercial del presidente Donald Trump.