La fiscalía de Brasil negó este domingo que pretenda "compensar" con millones de dólares la colaboración de uno de los empresarios detenidos por el sonado escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, como había informado su abogado a la prensa.

El empresario Alberto Youssef, considerado uno de los principales operadores del esquema de sobornos y desvío de dinero en la mayor empresa de Brasil, está cooperando con la justicia a cambio de una reducción de penas.

Según su abogado Antonio Figueiredo, citado por la prensa el sábado, el acuerdo incluía la entrega del 2% de los valores que logren recuperar las autoridades. En ese sentido, los medios calcularon que Youssef podría recibir entre 10 y 20 millones de reales (de 3.8 a 7.7 millones de dólares) por el acuerdo de "delación premiada".

No obstante, la fiscalía del estado de Paraná, donde se concentran las investigaciones, desmintió esa versión en un comunicado.

"En el acuerdo de colaboración premiada (...) no existe ninguna cláusula de pago por parte del Estado como recompensa para el acusado Alberto Youssef", señaló el reporte.

El organismo precisó que el convenio prevé la confiscación de los bienes y valores adquiridos por el empresario después de 2003, que alcanzan unos 50 millones de reales (19.2 millones de dólares).

Youssef apenas podrá beneficiarse económicamente de una reducción de la multa que reciba por su eventual condena, aparte del recorte de la pena que le sea impuesta.

La justicia procesa a 39 personas, entre empresarios de constructoras y exdirectivos de Petrobras, por su presunta vinculación con el caso de sobornos y sobreprecios descubierto en la estatal en marzo de 2014.

El esquema operaba a través de un cartel de constructoras de prestigio que pagaba sobornos a cambio de millonarios contratos. Según la policía federal, la red de corrupción movió unos 4,000 millones de dólares en la última década.

Uno de los delatores de la trama implicó a 28 políticos, varios de ellos cercanos a la presidenta Dilma Rousseff, que según ese testimonio recibieron dinero desviado de la estatal.

abr