El Banco de Japón anunció el viernes que inyectaría unos 20,000 millones de dólares en el sistema financiero para tranquilizar a los mercados inquietos por la crisis Griega.

Esta operación de emergencia fue puesta en marcha tras la fuerte caída en las plazas bursátiles esta semana. La Bolsa de Tokio cayó un 4% este viernes por la mañana a poco de comenzar sus operaciones.

La institución había procedido el 2 de diciembre a una operación similar para luchar en esa ocasión contra la deflación que afecta a Japón.

Hatoyama, preocupado

Horas antes, el primer ministro japonés Yukio Hatoyama dijo estar "muy inquieto" este viernes por la caída de las plazas bursátiles debido a la crisis griega y prometió "tomar las medidas apropiadas".

"Estoy inquieto", declaró Hatoyama ante la prensa. Este viernes por la mañana la Bolsa de Tokio cedía en sus operaciones como lo hicieron la víspera las plazas financieras mundiales.

"El gobierno debe tomar medidas apropiadas", agregó.

La bolsas mundiales cedieron este semana por los temores sobre la situación financiera de Grecia y el riesgo de contagio a otros países de la Eurozona.

apr