Japón prometió ayudar a Europa y seguir comprando sus obligaciones para aliviar los riesgos propios de la incertidumbre en la que está inmerso el euro.

Según, el ministro de Finanzas nipón, Yoshihiko Noda. el país asiático cooperará con la comunidad internacional para prevenir que los peligros de la crisis que existe en varios países de la eurozona se expandan.

El funcionario declinó comentar datos sobre una segunda conferencia telefónica realizada el lunes por los ministros de Finanzas del G7 para poner fin a la crisis griega.

Al ser consultado sobre la forma en que Japón contribuiría para combatir los problemas europeos, Noda dijo que el país mantendrá esfuerzos como la adquisición de garantías del Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF, por su sigla en inglés).

"Japón ha contribuido con la compra de bonos del EFSF y le gustaría mantener esos esfuerzos", explicó Noda a periodistas tras una reunión de gabinete.

Los ministros de Finanzas del G7 tuvieron una segunda teleconferencia el lunes tras una similar desarrollada el día anterior, comentó una fuente del ministerio de Finanzas de Canadá.

apr