Tokio.- El Banco Central de Japón (BoJ) anunció este martes el mantenimiento de su actual política monetaria, considerada "ultra complaciente", con el objetivo de combatir la deflación.

Como principal medida, el BoJ decidió extender la duración y elevar el monto de los préstamos acordados a las instituciones financieras, para facilitarles poder otorgar fondos a las empresas de los sectores considerados esenciales para el crecimiento económico, objetivo fundamental del actual gobierno nipón del primer ministro conservador Shinzo Abe.

La consecuencia inmediata de esta medida se registró en la Bolsa de Tokio, en la que el índice Nikkei-225 ganó el 3.2%, 460 puntos, a 14,852, faltando una hora y media para el cierre, tras haber comenzado la sesión de la jornada también al alza (0.84 por ciento).

mac