Tokio.- Japón está dispuesto a entregar préstamos bilaterales al Fondo Monetario Internacional para respaldar los esfuerzos de Europa que buscan contener su crisis de deuda, pero quiere ver claros esfuerzos de los países europeos por resolver el problema, dijo a Reuters un alto funcionario gubernamental.

"Estamos empezando a discutir sobre los recursos del FMI en el directorio del FMI y en las reuniones del G-20 (...); por supuesto que Japón no ha hecho ningún compromiso respecto a una contribución al FMI", dijo el funcionario bajo condición de anonimato, cuando se le preguntó sobre el plan del FMI de recaudar fondos para lidiar con la crisis de deuda europea.

"Estamos dispuestos a apoyar los esfuerzos de Europa para estabilizar los mercados, por ejemplo a través de nuestros préstamos bilaterales al FMI, basados en los potentes esfuerzos de los propios países europeos, como el FEEF y el MEDE y otros, y en colaboración con los demás países del G-20 y otros países", indicó el funcionario.

El funcionario se refería al fondo de rescate de la zona euro, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), y su sucesor permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que fue adelantado un año hasta mediados del 2012.

El funcionario no dijo cómo deberían movilizar sus recursos los países europeos.

El FMI está buscando fondos para aumentar a más del doble su poder de fuego, recaudando 600,000 millones de dólares en nuevos recursos para ayudar a los países a lidiar con la crisis de deuda europea, pero el plan enfrenta obstáculos desde Estados Unidos y otros países.

Fuentes del FMI, presentes en la reunión del martes del directorio del fondo respecto al tema, dijeron que el fondo buscaba recaudar hasta 600,000 millones de dólares para cumplir con las potenciales necesidades de financiamiento. Del total, 500,000 millones de dólares serían para préstamos y 100,000 millones de dólares serían un "colchón de protección".