El Estado italiano planea vender su participación en Monte dei Paschi di Siena, dijo el miércoles el ministro de Economía de Italia, en comentarios que parecen mostrar una división dentro de la coalición gobernante del país.

Italia posee 68% de Monte Paschi tras rescatar al banco en el 2016 en un plan de cinco años acordado con la Comisión Europea, que incluía un compromiso de vender la "participación completa" del gobierno en una fecha confidencial.

"El regreso al mercado es un objetivo acordado con la Comisión Europea y no está en cuestión", dijo Giovanni Tria en una entrevista con el diario italiano Il Sole 24 Ore, en su primer comentario sobre el futuro del banco desde que el nuevo gobierno tomó posesión en junio.

Sus comentarios parecían estar en contradicción con declaraciones realizadas previamente por altos funcionarios de la coalición gobernante, formada por el Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga Norte.

El portavoz económico de la Liga Norte, Claudio Borghi, había dicho que el banco seguiría en manos públicas y se usaría para proporcionar financiamiento a comunidades locales.

En su "contrato" de gobierno, la coalición gobernante también se comprometió a revisar "la misión" de Monte Paschi.

Tria, un profesor universitario, es considerado más moderado que muchos de los socios de su gobierno.

Contactado por Reuters, Borghi afirmó que mantenía su posición de que el Estado debería seguir siendo un accionista del banco.

"Qué hacer con Monte Paschi está detallado en el contrato de gobierno", sostuvo.