Italia registró el crecimiento más bajo de la Unión Europea entre 2001 y 2010, informó el Instituto Nacional de Estadísticas (ISTAT) en su informe anual.

Con una tasa de crecimiento media del 0.2% en el periodo 2001-2010, frente a la media anual del 1.1% europea, Italia aparece como la economía menos dinámica de Europa.

En este periodo, el ritmo de expansión de la península fue la mitad que en el resto de Europa, y la diferencia ha aumentado durante la crisis y la actual recuperación, subraya ISTAT.

En 2010, la economía italiana creció 1.3% frente una tasa media del 1.8% en la Unión Europa.

En el primer trimestre de 2011, Italia creció un 0.1% con respecto a los tres meses anteriores, y un 1% en relación al mismo periodo un año antes, frente al 0.8% y 2.5% de media en la Unión Europea, según ISTAT.

La debilidad de la economía italiana en la última década afectó al sistema productivo en su conjunto, asegura ISTAT.

El impacto de la crisis afectó sobre todo al empleo. El número de personas que tiene un puesto de trabajo en Italia cayó en 532,000 en el periodo 2009-2010, en particular para las personas entre 15 y 29 años, subraya el Instituto de Estadística en su informe anual.

RDS