La economía mexicana crecerá cerca de 3.4% en el 2013, apoyada por el impulso del mercado interno y las buenas condiciones macroeconómicas, consideró Banco Invex.

En conferencia de prensa, Rodolfo Campuzano, economista del grupo, expuso que en la medida en que se consoliden las reformas pendientes podría darse un mejor escenario en la economía de México.

El único trabajo que tiene que hacer el gobierno es cumplir con lo prometido, ya que de lo contrario puede caer en una decepción los mercados y minar la confianza de los inversionistas , dijo el especialista.

El analista dijo que Invex prevé que el nivel de inflación en México se situará al final del año en 3.66%, mientras que el tipo de cambio cerrará en 12.40 pesos por dólar al finalizar el 2013.

Lo anterior permitirá que las tasas de referencia Banco de México no se muevan y permanezcan en el mismo nivel actual de 4.50% por lo menos hasta la primera mitad del año.

Habrá que esperar a ver cómo se comporta el flujo de entrada de dólares, debido a la Inversión Extranjera Directa y de cartera; sin embargo, el banco central tiene varios elementos para controlar este flujo en la economía real y en el sector financiero , agregó Campuzano.

El especialista estimó que la Inversión Extranjera Directa termine en cerca de 20,000 millones de dólares, impulsada por ciertas operaciones extraordinarias, como la venta de la empresa Modelo.

En el ámbito internacional, el grupo financiero consideró que es posible que se observen algunos signos de mejora en la situación de Europa; sin embargo, dado que en muchos de los casos el problema de la crisis financiera es estructural, no se espera un crecimiento de la economía.

Para Estados Unidos, Campuzano consideró que el PIB de aquel país alcance un crecimiento de 2.2%, similar al que se registró en el 2012, debido a que si bien la economía no tendrá muchos factores que la impulsen, tampoco se espera que se observen elementos que pongan en problemas la estabilidad macroeconómica.

La reciente caída en el PIB del cuarto trimestre del 2012 dada a conocer esta semana no se reflejará en la economía mexicana hasta el primer trimestre de este año; sin embargo, son factores temporales, como la disminución del gasto del gobierno en armamento, lo que llevó a una menor contabilidad en ese periodo . explicó el directivo.

[email protected]