Las investigaciones relacionadas con paraísos fiscales denominadas Panama Papers y Bahamas Leaks han dejado al erario público una recaudación de más de 1,000 millones de pesos, informó Osvaldo Santín Quiroz, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Derivado de estas publicaciones, el SAT ha llevado a cabo acciones de control (...) Han sido importantes fuentes de información que al día de hoy nos han permitido recaudar más de 1,000 millones de pesos”, dijo en una reunión con medios de comunicación.

El funcionario mencionó que de las investigaciones de los Panama Papers y los Bahamas Leaks están por concluirse las revisiones de las personas físicas y morales que fueron mencionadas en los documentos.

“Todavía tenemos algunos casos abiertos esperando información que se ha solicitado a otros países. Una vez que se tenga y analice dicha información se estarán concluyendo de manera definitiva los procesos que se determinaron en estos dos reportes”, expresó.

En el 2016 se difundieron los llamados Panama Papers. En el caso de México, el SAT investigó a 311 contribuyentes y se recaudaron 412 millones 294,098 pesos.

Mientras que en los Bahamas Leaks (también difundidos en el 2016), el organismo tributario ha informado que se identificaron 432 mexicanos relacionados con empresas offshore creadas en Las Bahamas, lugar catalogado como uno de los principales lugares del mundo para evadir impuestos.

En la última investigación que publicó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), los Paradise Papers, el jefe del SAT refirió que los actos de control están en una etapa más reciente.

Recordó que se tienen identificadas 87 personas que fueron mencionadas en la investigación; a cada una de ellas se les está verificando la información que reportan en sus declaraciones de impuestos.

“Es decir, (se verifica) que los recursos tengan una correspondencia con la declaración de impuestos y, si hay inconsistencias, el SAT llevará a cabo procedimientos más profundos como cartas de invitación de aclaración o auditorías”, precisó.

RECIBEN INFORMACIÓN FINANCIERA DE 50 PAÍSES

Destacó que en septiembre pasado, por primera vez, el SAT recibió información del sistema financiero de 50 países, donde se identificaron recursos de diferentes mexicanos.

“Nos reportaron los ingresos que estaban a nombre de mexicanos en esos países, esa información se utiliza para comprobar o contrastar los datos de Paradise Papers y ver si hay inconsistencias”, detalló.

Santín abundó que en caso de que se registren irregularidades, se solicitará información a los países con los que se tengan convenios. Posteriormente, se publicará un reporte sobre si las personas identificadas tienen inconsistencias con sus obligaciones fiscales para proceder con posibles auditorías.

En otro momento, el jefe del SAT aclaró que tener recursos en el extranjero o utilizar estructuras offshore no es necesariamente una ilegalidad, “lo que sería ilegal es que el ingreso que está depositado en estas jurisdicciones no sea reportado o no se hayan pagado los impuestos correspondientes, y eso es lo que verificaremos”.