Los mercados ya no reaccionan con la efusividad con la que solían hacerlo a las buenas o malas noticias. Al parecer de especialistas, el rally de casi siete semanas con que inició el año habría descontado todas las buenas noticias y ahora los mercados atraviesan un periodo de cautela, esperando que suceda algo que consideren de peso para poder definir si toman ganancias o extienden el avance.

Ayer las noticias no fueron buenas y las pérdidas fueron moderadas. Los indicadores de actividad manufacturera en China y Europa vinieron mal, al igual que en Estados Unidos, donde el alza en las ventas de casas usadas no satisfizo al mercado. Y esto sin mencionar que la deuda soberana de Grecia fue degradada una vez más.

En Wall Street, el mayor perdedor fue el Nasdaq con un retroceso de 0.52%, mientras que el S&P perdió 0.33% y el Dow Jones 0.21 por ciento. El sector bancario fue el de mayores pérdidas.

En Europa, el índice Stoxx 600 cedió 0.8%, uno de los movimientos más fuertes fue en Grecia. Tras la degradación, el ATG cayó 5.6 por ciento.

Europa ha sido el foco de atención, para bien o para mal, al inicio del año. Los mercados hilaron casi siete semanas de alzas porque ya se venía descontando el rescate a Grecia , dijo Jaime Ascencio, analista de Economía y Mercados de Actinver Casa de Bolsa.

Hasta el cierre del pasado viernes, el S&P acumulaba un rendimiento anual de 8.24%, el Dow Jones de 6% y el IPC de 2.3 por ciento. Hasta ayer, los índices se adjudicaban caídas de 0.26, 0.09 y 0.01% en los primeros tres días de la semana.

A decir de Ascencio, el rescate Griego brindó a los mercados una señal más bien neutral, que no dejaría motivos para ver un ajuste importante por ahora, dando como resultado una estabilización. Lo que se presenta en una semana corta y de escasa información con poder para mover a los mercados significativamente.

En este sentido, la ligera caída que precedió al rescate y frenó el rally tuvo que ver con las dudas sobre si Grecia podrá cumplir con las metas fiscales , indicó el analista.

Intercam coincide al destacar: La desconfianza y la incertidumbre pesan casi exclusivamente sobre la problemática en Europa .

De hecho, según Intercam, existen otros factores positivos, como un panorama un poco más claro de crecimiento (…) y buenos resultados de una gran cantidad de empresas sanas , que han dado soporte a las bolsas.

Sin embargo, esto no ha bastado a los mercado, dado que venimos saliendo de la peor situación de recesión, desconfianza e incertidumbre , por lo que todavía no es momento de echar las campanas al vuelo, porque las economías siguen muy frágiles y aún quedan problemas muy importantes por resolver .

Así, mientras no haya noticias y tal vez esperando la siguiente inyección de liquidez del Banco Central Europeo, a fin de mes, sería posible ver a los mercados moverse por razones técnicas, explicó Ascencio.

En este sentido, Santander advierte que los índices en Wall Street se ubican en niveles importantes de sobrecompra en el corto plazo , anticipando una toma de utilidades.

CHINA, AFECTADA POR EUROPA

Datos preliminares mostraron que el gigante asiático podría comenzar a resentir la desaceleración económica europea. El índice manufacturero que elabora HSBC y Markit Economics mostró que durante febrero el sector se contrajo por segundo mes consecutivo al situarse en 49.7 puntos. No obstante, la lectura fue mayor a los 48.8 enteros de enero.

La lectura debajo de 50 puntos sugiere que la actividad industrial sigue siendo débil al igual que la demanda, a pesar de la esperada recuperación después del Año Nuevo Chino , explicó Barclays Capital. La correduría espera que China toque fondo en algún momento del primer semestre del año .

ana.valle@eleconomista,mx