París.- La economía de Francia registró un crecimiento cero por tercer trimestre consecutivo en el período abril-junio, superando marginalmente las previsiones de una pequeña contracción gracias a un alza en la inversión empresarial, dijo el martes la agencia de estadísticas INSEE.

Un sondeo de Reuters entre 35 economistas predijo una lectura promedio de -0,1%, con un máximo de 0,0 y una mínima de -0,5 por ciento.

Un desglose de las cifras mostró que el consumo de los hogares, el motor de la economía francesa, se contrajo 0.2% en el segundo trimestre, tras crecer 0.2% en los primeros tres meses del año.

Por el contrario, la inversión fija de las empresas creció 0.7% en el segundo trimestre, tras contraerse 1.4% en los primeros tres meses del año. Muchas empresas redujeron las inversiones antes de las elecciones presidenciales en abril y mayo.

Las exportaciones crecieron 0.2%, tras una subida del 0.1% en el primer trimestre, pero un aumento de las importaciones significó que el desempeño del comercio exterior de Francia se deterioró y redujo el crecimiento en el período.

Las cifras del PIB superaron levemente el pronóstico la semana pasada del Banco de Francia, que estimó que la economía de Francia pasaría a una recesión poco profunda en el tercer trimestre con una caída del 0.1 por ciento.

Datos de inflación para julio también publicados el martes mostraron que los precios al consumidor cayeron 0.5% intermensual, sobre una base armonizada de la Unión Europea.

apr