El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Richmond, Jeffrey Lacker, renunció después de reconocer que sostuvo conversaciones impropias con un analista financiero.

En un comunicado, Lacker dijo que en octubre del 2012 conversó con un analista de la firma Medley Global Advisors que poseía información altamente confidencial sobre decisiones relacionadas con las tasas de interés que la Fed había considerado en su reunión de septiembre.

Lacker describió su proceder como incompatible con las políticas de confidencialidad de la Fed.

Lamento profundamente el papel que haya tenido en confirmar esa información confidencial y su diseminación entre los suscriptores de Medley , afirmó en su carta de renuncia.

El funcionario dijo en el comunicado de su salida que no reveló en las investigaciones los detalles de sus conversaciones.

Los miembros del Congreso censuraron a la Fed por no facilitar información concerniente a las investigaciones que hizo sobre el asunto. El presidente de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, el republicano Jeb Hensarling, de Texas, criticó con severidad la negativa de la Fed de facilitar la información sobre la pesquisa.

La presidenta del la Fed, Janet Yellen, dijo en el 2015 a la Comisión que ella no estaba en condición de facilitarle los documentos requeridos porque si lo hacía pondría en peligro una investigación penal que efectuaba el Departamento de Justicia y una pesquisa por parte del inspector general de la Fed.

En el comunicado se dijo que el banco proseguirá con la investigación.