Con excepción de Nuevo León, San Luis Potosí y Nayarit, el resto de las entidades federativas no cubrió las necesidades laborales en el 2011, revelan cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y la Secretaría del Trabajo.

En promedio, los gobiernos locales restantes (28 estados y el DF) sólo dieron empleo a 26.9% de los habitantes que se sumaron a la Población Económicamente Activa (PEA) durante el último año.

De las 29 entidades federativas, 24 otorgaron una fuente de ingresos a menos de 50% de las personas que se incorporaron a la PEA.

Guerrero fue el caso más dramático. Más de 58,500 guerrerenses se sumaron al sector en edad de trabajar; sin embargo, no generó empleos formales, por el contrario, registró una pérdida de 3,471 plazas.

El problema –dijo el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), José Luis de la Cruz- es más profundo si se considera que 34.7% de su población ocupada no recibió ingresos durante el 2011.

Sin lugar a dudas, lo anterior permite cuestionar sobre la calidad del empleo que existe en ese estado. Lamentablemente, dicha situación no es una excepción, Oaxaca y Chiapas constituyen los siguientes en la lista, con 28.3 y 16% de su población ocupada en esa situación , comentó.

Tamaulipas es otro caso por demás interesante. Del cuarto trimestre del 2010, al mismo periodo del año pasado se sumaron a la PEA 96,710 personas y sólo se generaron 3,136 empleos, es decir, 3.24% de las necesidades reales.

Le siguieron Tlaxcala, con sólo 5.44% de la demanda laboral cubierta; 0axaca, con 6.62%; Chiapas, con 8.67%; Michoacán, con 9.41%; y Puebla, con 11.70 por ciento.

Es claro que en México las necesidades de empleo no son cubiertas por los gobiernos federal, estatal y municipal; sin embargo, no sólo se trata de crecer la fuerza laboral del país, sino de mejorar su calidad , dijo el investigador de la UNAM, Jesús Sánchez Arciniega.

LOS QUE SÍ GENERARON

Del otro lado de la tabla se posicionó Nuevo León. A pesar de ser el estado que generó menos empleos formales en el 2011, en comparación con el 2010, éstos fueron suficientes para sumar al mercado laboral a la nueva PEA.

En el 2011, se incorporaron 22,976 personas a la edad de trabajar y se generaron 48,065 puestos de trabajo, prácticamente el doble.

Nayarit y San Luis Potosí crearon empleos (2,429 y 18,916 lugares, respectivamente), sin embargo, su PEA disminuyó.

[email protected]