Por tercer mes consecutivo los problemas de inseguridad pública se colocaron como el principal obstáculo para el crecimiento económico, según la encuesta que levanta el Banco de México.

El porcentaje de analistas que ve como limitante la inseguridad subió de 14 a 23% respecto de la consulta de hace un año y pasó del cuarto al primer obstáculo en el mismo periodo.

De esta manera, pasó a segundo plano la preocupación sobre la ausencia de cambios estructurales que requiere el país, como al sistema tributario -en primer término-, seguido de una reforma al mercado laboral y al sector energético.

Los especialistas del sector privado no modificaron sus expectativas para el crecimiento de la economía en el 2012 al quedar en 4.07 por ciento. De igual manera, dejaron en 627,000 el número de trabajadores que se podrían registrar al IMSS durante el próximo año.

A Estados Unidos tampoco le fue bien, ya que los expertos le rebajaron las posibilidades de crecer en el 2012 de 3.1 a 3 por ciento.

Ven menores flujos de Inversión Extranjera Directa con 20,079 millones de dólares; en marzo estimaban 20,901 millones de dólares.

Dudan para invertir

Lo anterior se vio reflejado también en el clima de negocios para las actividades productivas, para los próximos seis meses, al bajar el porcentaje de 65 a 54% de los que aseguraban que mejoraría.

El porcentaje de los que afirmaban que la evolución de la economía progresará en los próximos seis meses pasó de 87 a 71% y subió de 13 a 29% los que no lo creen.

En consecuencia, sólo 93% consideró que el empleo aumentará en ese lapso, cuando en la encuesta pasada era de 97 por ciento. Sobre si es buen momento para que las empresas realicen inversiones, los que dudan crecieron de 34 a 46 por ciento.

OPTIMISMO EN EL 2011

Para este año, los especialistas continuaron con el optimismo mostrado en las encuestas pasadas y volvieron a ajustar a la alza sus proyecciones de 4.25 a 4.37% y mejoraron sus expectativas para la inflación de 3.92 a 3.87 por ciento.

También elevaron las previsiones de generación de empleos con 646,000 trabajadores inscritos al IMSS, es decir, 18,000 puestos de trabajo más de los estimados antes.

Seguirá subiendo el precio de la mezcla mexicana como efecto de la subida del petróleo en los mercados internacionales. En el segundo y tercer trimestres se venderá el barril de crudo mexicano en 99.52 y 95.37 dólares, respectivamente, plantean los encuestados.

Anticipan que el tipo de cambio se seguirá fortaleciendo al prever que al cierre de año la cotización será de 12 pesos y no de 12.15 pesos por dólar, como lo cotizaban hace un mes.

[email protected]