El martes, la Comisión Europea (CE) celebró el éxito de la primera colocación de deuda del fondo SURE, además, prevé emitir deuda conjunta para un total de 900,000 millones de euros hasta el 2026 para financiar las ayudas al empleo y el fondo de recuperación, la mayor de la historia de la UE.

La CE confía en que el avance de las negociaciones entre el Parlamento y el Consejo europeo lleguen a buen puerto en las próximas semanas para poder empezar a emitir los bonos que dotarán de recursos al fondo de recuperación. En una comparecencia de prensa posterior a ésta histórica colocación del primer tramo de los bonos del fondo SURE del martes, el comisario de Presupuestos, Johannes Hahn pidió a la Eurocámara y al Consejo que alcancen un acuerdo “cuanto antes”, con el objetivo de poner en marcha las colocaciones de deuda del Next Generation EU “a mediados del 2021”.

El fondo de recuperación Next Generation, acordado por los líderes europeos en la histórica cumbre de julio, estará dotado con unos 800,000 millones de euros, recursos nuevos que la UE tendrá que captar en los mercados financieros mediante emisiones de deuda conjunta de los estados miembros. Además, 30% del total se articulará en bonos verdes.

Hahn también celebró la extraordinaria acogida en el mercado de la primera emisión, por un importe de 17,000 millones de euros para suministrar recursos al SURE, el fondo europeo destinado a ayudar a los países a que financien los costos que la pandemia del Covid-19 está generando.

Genera interés en el mercado

El comisario comunitario destacó que la emisión contó con una sobredemanda 13 veces a lo suscrito, lo que hubiera permitido captar hasta 233,000 millones de euros. “Esto es una señal del gran interés del mercado y la confianza hacia la UE como emisor”, remarcó. Con esta colocación, la Comisión ya ha cubierto más de la mitad de los 30,000 millones que espera emitir en bonos del SURE en lo que queda del 2020.

La colocación fue en dos tramos. En el primero, la UE recaudó 10,000 millones en bonos a 10 años con un interés de -0.238% y en el segundo captó 7,000 millones en bonos a 20 años con un interés de 0.131 por ciento.

Las emisiones para captar los fondos del SURE se estructurarán en su totalidad bajo los denominados bonos sociales, un tipo de deuda que garantiza que los recursos obtenidos se destinen a fines sociales. De hecho, la colocación se convirtió en el mayor bono social jamás lanzado, superando con creces los 5,000 millones de la agencia francesa CADES.

Hahn destacó que cuando el fondo de ayudas al empleo de la UE emita los 100,000 millones de su dotación, el volumen de los bonos sociales “se habrá triplicado a nivel global”. Actualmente, este tipo de deuda se sitúa en unos 50,000 millones de euros.

Entre las emisiones para captar recursos financieros para el SURE y el Next Generation, las previsiones de Bruselas apuntan a haber emitido unos 900,000 millones de euros en bonos hacia finales del 2026, “la cantidad más alta en la historia de la Unión”, señaló el comisario austriaco que agregó que esto convertirá a la UE en el mayor emisor de deuda supranacional del mundo. El grueso de las colocaciones tendrá lugar entre el 2021 y el 2024.

De momento, y pese a que la segunda oleada de contagios en Europa amenaza con agravar la situación económica de los estados miembros, Bruselas no se plantea elevar la cantidad de recursos del SURE. “Por ahora no hay discusión para cambiar el programa”, afirmó Hahn, que además recordó que el gran reto para los países es “implementar esta gran cantidad de dinero a su disposición”.

¿Qué es el SURE?

El nuevo Instrumento de Apoyo Temporal para Mitigar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE, por su sigla en inglés) está pensado para ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus. Facilitará ayuda financiera, en forma de préstamos concedidos en condiciones favorables por la UE a los Estados miembros, por un importe total de hasta 100,000 millones de euros. Estos préstamos ayudarán a los Estados miembros a sufragar los costos directamente relacionados con la creación o la ampliación de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo.

¿Cómo se obtendrá la ayuda financiera?

La ayuda financiera con cargo al instrumento SURE adoptará la forma de un préstamo de la UE a los Estados miembros que soliciten ayuda.

Para financiar los préstamos a los Estados miembros, la Comisión tomará fondos prestados en los mercados financieros. La Comisión concederá préstamos a los Estados miembros en condiciones favorables. Así pues, los Estados miembros se beneficiarán de la sólida calificación crediticia de la UE y de bajos costos de endeudamiento.

Los préstamos contarán con el respaldo de un sistema de garantías voluntarias concedidas a la UE por los Estados miembros. El instrumento comenzará a funcionar una vez que todos los miembros se hayan comprometido a aportar dichas garantías.

Fuente: Comisión Europea