Jerome Powell entró en funciones como el decimosexto presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y se convirtió así en el primer abogado que asumió el máximo cargo del banco central, rompiendo una tradición de economistas al frente.

En un breve discurso, difundido por la Fed, Jerome Powell realizó un diagnóstico sobre la situación que persiste en la economía de aquel país al tomar la silla. Enfatizó que “el desempleo se mantiene en niveles bajos; la economía está creciendo y la inflación es baja”.

“Nuestras decisiones de política monetaria estarán encaminadas a apoyar a que persista el crecimiento económico, que el mercado de trabajo se mantenga saludable y con estabilidad de precios”, consignó.

Señaló la autonomía de la Fed en su mandato, al enfatizar que el Congreso de aquel país es quien les asignó “importantes y múltiples tareas”, cuyo mandato es alcanzar la estabilidad de los precios y el máximo empleo.

Afirmó que además tienen bajo su responsabilidad la supervisión de las instituciones financieras, incluyendo a los más grandes bancos y dijo: “Jugamos un papel clave en garantizar la estabilidad de nuestro sistema financiero y la integridad de nuestro sistema de pagos”.

REGULACIÓN FINANCIERA, EN LA MIRA

Luego, en el mismo discurso, hizo otro breve diagnóstico: “Me siento complacido de reportar que nuestro sistema financiero se encuentra ahora sólido y más resistente respecto del momento previo a la crisis financiera que inició hace una década”.

Se comprometió a trabajar para mantenerlo así en su mandato.

“Trabajaremos duro para asegurarnos que nuestra regulación y supervisión sean eficientes, buenas y efectivas”, comentó.

Terry Sheehan, economista en Oxford Economics, destacó que la formación de abogado con que cuenta el actual presidente de la Fed y la tendencia de su pensamiento expresada en múltiples discursos, que ha pronunciado desde el 2012, permiten suponer que tendrá una especial propensión a revisar la regulación del sistema financiero.

Le da la impresión de que el presidente Powell coincide con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, en que el sistema financiero está sobrerregulado.

El presidente Powell fue gobernador de la Reserva Federal desde el 2012 y ha participado desde entonces en las reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por su sigla en inglés), previo a esta nueva responsabilidad.

AUTONOMÍA y objetividad ante cualquier riesgo

En el mismo discurso, de casi dos minutos, explicó que sus colegas en el sistema de bancos de la Reserva Federal, y en el FOMC, se mantendrán vigilantes y se reportan “preparados para responder y encarar cualquier riesgo”.

La analista de Oxford Economics considera que, pese a no ser economista de formación, Powell “está bien calificado para servir como presidente del banco central”.

Recuerda que el presidente de la Fed ha adquirido experiencia en economía y finanzas durante su gestión en el sistema de bancos de la Reserva Federal, como gobernador, y durante los cinco años que ha participado en las deliberaciones del Comité de Gobernadores.

“En general se ha alineado con el consenso en las decisiones de política monetaria y suele buscar coincidencias en sus posiciones”, refiere.

La analista considera importante que el sucesor de Janet Yellen demuestre la independencia y autonomía del banco central contra las imposiciones estrictas del entorno político.

En este, su discurso introductorio como presidente de la Fed, Powell aseveró que “nuestra larga experiencia de tradición no partidista favorece a que nuestras decisiones sean objetivas, y basadas solamente en la mejor evidencia disponible”.

“Mis colegas y yo, en la Reserva Federal, daremos todo para servir a nuestro país con objetividad, independencia e integridad”, dijo.

Pues todos en la Reserva Federal “sabemos que nuestras decisiones afectan a los participantes del mercado americano y a los inversionistas”.

El presidente Powell sustituye a Janet Yellen, quien fue la primera mujer en asumir el cargo en los 105 años de la Fed. La ex banquera central despacha también desde este lunes como “investigador distinguido” del Brookings Institute, donde será compañera de su antecesor en la Fed, Ben Bernanke.

[email protected]