Las finanzas públicas han logrado sortear su cruda tormenta, en medio de la caída de los precios del petróleo, a través de la recaudación de impuestos. A octubre, los ingresos tributarios presentan un incremento real de 28.1%, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Datos del Informe mensual de las finanzas públicas y la deuda pública , que difunde la Secretaría de Hacienda, precisan que en los primeros 10 meses del año los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 1 billón 966,233.5 millones de pesos.

Dentro de este rubro, destaca el favorable desempeño de cuatro rubros del esquema tributario: en primer lugar, se encuentra la recaudación proveniente del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), con un crecimiento de 241% y una recaudación de 288,164.2 millones de pesos.

Le sigue el incremento de 27.6% del impuesto a las importaciones, que logró recaudar 36,705.2 millones de pesos a favor del erario público; en la misma línea está el sistema renta, con una recaudación de 1 billón 15,369.6 millones de pesos, es decir, 23.8% más que en el mismo periodo del año anterior.

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) dejó a un lado su mala racha, escenario que prevaleció en los primeros meses del año, al incrementarse 3.7% más que en octubre del 2014, con ingresos por 593,098.2 millones de pesos.

Estos resultados se explican por el efecto de las modificaciones al marco tributario y las medidas de administración tributaria adoptadas como resultado de la reforma hacendaria, una parte de los recursos son de naturaleza no recurrente , argumentó la dependencia a cargo de Luis Videgaray.

De acuerdo con la información disponible, el dinamismo de los ingresos tributarios responde, en parte, a medidas con efectos de una sola vez, como la eliminación del régimen de consolidación y las mejoras administrativas en el proceso de retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los empleados públicos.

Los ingresos no tributarios del gobierno federal sumaron 210,300 millones de pesos e incluyen el aprovechamiento derivado del remanente de operación del Banco de México por 31,400 millones de pesos.

Siguen a pique los ingresos petroleros

Sin sorprender y como un patrón que continúa con el paso de los meses (tendencia que se mantendrá en el 2016), los ingresos petroleros de enero a octubre cayeron 38%, en términos reales, respecto de lo obtenido en el mismo periodo del año anterior.

En el periodo de evaluación, los ingresos provenientes del petróleo recaudaron sólo 654,031.7 millones de pesos. La SHCP explicó que este resultado deriva de una reducción del precio promedio de la mezcla mexicana de 49.3%; así como en la menor producción de petróleo, de 7.6%, y en el precio del gas natural, en 33.6 por ciento. Estos efectos se compensaron parcialmente con la depreciación del tipo de cambio , aclaró.

Los ingresos propios de la CFE, el IMSS y el ISSSTE sumaron 507,300 millones de pesos, monto que muestra una disminución de 3.3% en términos reales respecto del 2014. Esto se explica, comentó la depenencia, por menores ingresos de la CFE derivados de las ventas de energía eléctrica.

[email protected]