El incumplimiento en la meta de producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el 2019 y las altas proyecciones del Producto Interno Bruto del 2020 generan cierta incertidumbre sobre los ingresos que el gobierno federal estima obtener para este año, indicaron expertos.

Por un lado, en el 2020 se prevé una mayor producción respecto del año pasado, lo cual se ve poco probable y podría tener un impacto sobre los ingresos petroleros; mientras que la expectativa de que la economía crezca 2% en este año se ve lejana y ello también implicaría menores ingresos tributarios.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, al cierre del 2019, Pemex produjo 1.67 millones de barriles diarios, lo que significó una reducción de 7.3%, respecto a la producción del 2018, que fue de 1.80 millones de barriles diarios.

Además, en el marco macroeconómico que realiza la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se estima una producción promedio de 1.95 millones de barriles diarios en el 2020, es decir, 16.2% más de lo que se reportó al cierre del 2019.

“Es una meta bastante agresiva y lejana, en el sentido de que la estrategia del gobierno que se basa en el desarrollo de campos no ha dado resultados y si esa estrategia continúa es menos probable que lleguen a la meta de casi 2 millones de barriles por día”, explicó Adrián Calcaneo, director de Líquidos de IHS Markit.

Consideró que el gran dilema de la producción nacional se debe a que, por un lado, Hacienda establece el precio de barril de petróleo para completar los ingresos presupuestarios del país y, por otro lado, se está tratando de echar a andar el uso de las refinerías, el cual es un proceso que históricamente ha generado pérdidas de dinero.

Para Calcaneo, si bien se hace énfasis en la meta de producción, lo qué más debería preocupar es qué tan rentable es hacer un barril de petróleo, pues, “si producir un barril te cuesta más caro, se debería reconsiderar la estrategia que estás llevando a cabo”.

Ramsés Pech, experto en el sector energético, explicó que, para que Pemex alcance su meta, de enero a marzo tiene que incrementar su producción en un promedio de 150,000 barriles diarios, lo cual es poco posible.

Mencionó que para el 2019 la meta de exportación de producción de petrolero era de 1.115 millones de barriles diarios, pero Pemex reportó un promedio de 1.103 millones de barriles diarios, en tanto, para el 2020, la meta es de 1.134 millones de barriles diarios en promedio.

“La pregunta es cómo le va a afectar a las finanzas públicas si no llegan a 1.134 millones de barriles diarios. Se podría pensar que van a mandar menos crudo a las refinerías, lo cual no va con la estrategia del gobierno, pero lo cierto es que tampoco pueden dejar de exportar porque le pegan a las finanzas públicas”.

Destacó: “El negocio de Pemex es la venta de combustibles y no la refinación y para la nación lo más conveniente es la exportación de crudo”.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria, coincidió en que la renta petrolera y Pemex no deben considerarse sinónimos. “La renta petrolera ya no va a crecer mucho y el problema es que, por querer salvar a la compañía, primero se tronaron a todo un sector, y al final tengas un Pemex que no está dando señales de reacción”.

Ingresos tributarios

En su momento, Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, indicó que, si en el 2020 no se logra que la economía mexicana crezca en un promedio 2%, las finanzas públicas quedarían con un alto grado de vulnerabilidad, pues los ingresos serían menores y los ahorros que se tienen no serían suficientes para cubrir las necesidades de gasto.

De acuerdo con su estudio Los Números del Erario. Paquete Económico 2020, por cada décima que no crezca la economía mexicana, es decir, si crece 1.9%, el erario perdería 27,000 millones de pesos.

“Esto significa que, si crecemos sólo 1%, el erario perdería 270,000 millones de pesos”.

Además, coincidió en que, si la meta de 1.95 millones de barriles diarios no se materializa, “no vamos a poder cumplir con la meta de poco más de 788,000 barriles que se van a enviar a la refinación y los 1.134 millones de barriles diarios que se tienen que exportar”.

[email protected]