El gasto federalizado cayó en el primer cuatrimestre del año en el Estado de México y la capital del país, mismas entidades que más recursos recibieron del total; la Ciudad de México, ingresó 61,334.2 millones de pesos que representa el 9.9% del total nacional, cifra que disminuyó 0.4% con respecto al año anterior, mientras que el territorio mexiquense registró 70,862.2 millones, 11.4% del total, monto que presentó una variación anual negativa de 1.1 por ciento.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en los primeros cuatro meses del año, los ingresos destinados al Ramo 33, que incluye las aportaciones federales, tuvo una variación anual negativa de 7.4%, el Estado de México, aunque en menor medida, también presentó una cifra negativa de 0.3 por ciento.

El componente más importante del gasto federalizado es el Ramo 28, que corresponde a las participaciones, rubro en ambas entidades fueron las que más recursos percibieron para el año en curso; el territorio mexiquense registró un crecimiento de 2.0%, mientras que la ciudad decreció 0.1 por ciento.

En contraste, los estados en los que se tuvo la cantidad menor de recursos fueron Baja California Sur, que recibió 4, 948.6 millones de pesos y Colima con 5,104.7 millones, cada una de las entidades obtuvo aproximadamente el 0.8% del total del gasto federal.

Al Ramo 33, el gasto federalizado designó en Baja California Sur 35.1% más recursos en 2018 respecto del año anterior; considerando sólo el primer cuatrimestre de cada año; en Colima los recursos mostraron una variación positiva de 54.9 por ciento.

Por otro lado, en el rubro de participaciones, Baja California Sur presentó una variación anual positiva de 5.4%, mientras que para Colima hubo una disminución del 1.3% en términos reales.

Crecimientos más pronunciados 

El gasto federalizado nacional aumentó 1.5% anual para los primeros cuatro meses del 2018; fueron 16 estados los que superaron esta variación anual.

Es importante resaltar, los aumentos anuales más pronunciados de los ingresos de cada entidad provenientes del gasto federalizado, se registraron en Colima y Durango, únicos estados en donde se incrementó el monto de recursos obtenidos en una cifra a doble dígito.

Colima percibió 5,104.7 millones de pesos derivados del gasto federalizado, equivalentes a 11.2% más en los primeros cuatro meses del 2018 en relación con el mismo periodo del año previo; los componentes que mayor crecimiento mostraron fueron Protección Social en Salud (54.9%), el Ramo 23 (Provisiones Salariales y Económicas) (228.4%) y Convenios de Reasignación.

Durango recibió 10,463.9 millones, que expresan un crecimiento de 10.8 por ciento, crecimiento que se da debido a que la mayoría de los componentes mostraron progreso respecto al año anterior; el Ramo 28 (Participaciones) creció 5.7%, Protección Social en Salud (52.6%), Provisiones Salariales y Económicas (41.4%) y Convenios de Descentralización (48.8 por ciento).

Otras entidades que registraron un incremento mayor al dato nacional fueron Yucatán (8.7%), Veracruz (8.5%), Tlaxcala (6.6%), Tamaulipas (6.6%), Aguascalientes (5.7%), Quintana Roo (5.5%), Chiapas (5.4%), Puebla (4.8%), Nuevo León (4.5%), Michoacán (4.1%), Chihuahua (4.1%), Baja California Sur (3.9%), Coahuila (2.5%) y Zacatecas (1.7 por ciento).

Menores ingresos federales

Fueron 11 entidades que en el periodo enero-abril del 2018 mostraron una variación anual negativa; Guanajuato (0.3%), Ciudad de México (0.4%), Estado de México (1.1%), Hidalgo (1.9%), Campeche (2.3%), Oaxaca (2.7%), Jalisco (2.9%), Sinaloa (5.0%), San Luis Potosí (5.2%), Nayarit (5.6%) Y Morelos (6.8 por ciento).

Resalta que el territorio morelense se registaron disminuciones del gasto feralizado que se destina a cada rubro, el Ramo 33 decreció 1.7%, el Ramo 28 (0.4%), Provisiones Salariales y Económicas (43.0%) y Convenios de Descentralización (25.7%); la excepción fue Protección Social en Salud que registró un avance de apenas 0.01 por ciento.

Para Nayarit, la composición fue de tres reducciones registradas en el Ramo 33 (1.1%), el Ramo 28 (0.4%) y Provisiones Salariales y Económicas (30.9%), y dos variaciones anuales positivas en Protección Social en Salud (12.9%) y Convenios de Descentralización (18.6%), considerando solo el primer cuatrimestre del 2018.

erp