Para el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, la inflación volverá a ubicarse en niveles de 3% a pesar de las presiones que se puedan generar tanto por la renegociación del Tratado Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN) como una posible reforma fiscal en Estados Unidos.

“Las expectativas de inflación siguen bien ancladas en un nivel bajo, así que todos esperamos que conforme este incremento de precios relativos se digiera, regresemos a un nivel de inflación más cercano al objetivo de Banco de México (Banxico) de cerca de 3%”, dijo en su primera entrevista como secretario de Hacienda en ADN 40.

Refirió que el escenario central de la renegociación del TLCAN es que llegará a buen puerto, pues con la dirección del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se han mantenido las renegociaciones abiertas de las tres partes.

Con respecto a la reforma fiscal que podría implementar el país vecino, mencionó que la Secretaría está al pendiente de cualquier posible cambio que pudiera afectar la estabilidad del México.

“Más que preocuparnos, nos ocupa, estamos siguiendo muy de cerca (la posible reforma), pero todavía le falta un poco a la propuesta. Todavía es un blanco que se está moviendo bastante y lo vamos a seguir con detenimiento, y vamos a ir preparando en caso de que haya que hacer algunas cosas”.

EXPERTOS LO VEN COMPLICADO

Especialistas ven difícil que la inflación se pueda reducir, pues además de las presiones que representan la renegociación del TLCAN y una posible reforma fiscal del país vecino, también deberá enfrentar la liberación completa de los precios de la gasolina y el diesel.

“En enero del 2017, con el adelanto de la liberación de los precios de los combustibles se observó un incremento de 20%, lo que también repercutió en que la inflación se elevara, y se reflejará principalmente en la electricidad y gas natural”, expuso José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

En diversas ocasiones, la SHCP ha referido que el próximo año seguirán “suavizando” los precios de la gasolina a través de mover el IEPS, ello con el fin de mitigar la volatilidad en los precios internacionales de la gasolina y el tipo de cambio.

Marco Cancino, director general de Inteligencia Pública, refirió que si Hacienda sigue suavizando los precios, debe dejar muy claro en qué situaciones tiene previsto hacerlo.

“Se debe definir bajo qué términos técnicos y dejar muy claro bajo qué situaciones se va a intervenir. No deberían hacerlo bajo criterios políticos”, aseguró.

Expuso que ya no se deberían utilizar más recursos del erario público para mantener este estímulo fiscal, ya que no da certidumbre en las inversiones y en materia del cuidado del medio ambiente, no fomenta a reducir el consumo de estos combustibles.

Por su parte, Raymundo Tenorio agregó que la liberación de los precios de la gasolina se hará con fines electorales, es decir, se seguirán dando las intervenciones para evitar que se diga que otra vez hubo un fuerte gasolinazo.

“No creo que vayan a aumentar bruscamente los precios de la gasolina (...) el problema no está en las imperfecciones del mercado, sino en que Pemex sigue siendo el importador neto distribuidor de gasolina”.

Finalmente, Luis Miguel Labardini, experto en el sector energético y socio de Marcos y Asociados, indicó que la liberalización es necesaria para continuar con la modernización del sector y la creación de un mercado exigente de combustibles.

“Es una condición necesaria para poder traer todas las inversiones que se necesitan para crear un mercado competitivo, sobre todo en el almacenamiento y distribución y transporte de combustible. La única forma es garantizando que los precios en las gasolineras van a ser liberados y no subsidiados”.

[email protected]