La inflación en la zona euro se aceleró fuertemente al 1.8% en enero, respecto al 1.1% registrado el mes anterior, acercándose al objetivo del Banco Central Europeo (BCE), indicó este martes el instituto de estadística europeo Eurostat.

El BCE busca una inflación inferior al 2%, considerada como beneficiosa para los 19 países del euro, y los datos publicados podrían aumentar la presión sobre la institución monetaria para que ponga fin a su plan de compra masiva de activos.

El alza se benefició del aumento de los precios de la energía que registró en enero un 8.1%, respecto al 2.6% el mes anterior y un -1.1% en noviembre, según Eurostat.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía y de los alimentos no elaborados, se mantuvo estable por su parte en el 0.9 por ciento.

erp