El índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una tasa anual de 4.51% en el quinto mes del 2018, hilando 17 meses de desaceleración, registrando el nivel más bajo durante este periodo, desde diciembre del 2016 que presentó una variación anual de 3.36 por ciento.

En mayo del 2016, se presentó una tasa anual de 6.16%, periodo en el que el INPC comenzó a mantener niveles de crecimiento superiores al 6%; fue hasta el primer mes del año en curso que comenzó su proceso de desaceleración alcanzando una variación de 5.55%, en febrero bajó a 5.34%, en marzo 5.04% y en abril 4.%% por ciento.

En el interior del INPC, el índice subyacente mostró una variación anual de 3.69%, el incremento más bajo en 17 meses, cuya pérdida de fuerza inició en diciembre del año pasado.

Mientras el componente no subyacente, que ostenta precios más volátiles, aumentó 6.99%, una cifra mínima que no se observaba desde febrero del 2017.

Dentro del subyacente, el rubro de mercancías ascendió 4.07% anual, que también desaceleró, lo cual se explica por el menor dinamismo de los precios de sus elementos: alimentos, bebidas y tabaco (crecimiento de 4.73%) y mercancías no alimenticias (3.52%); para el índice de servicios la tasa fue de 3.36%, mayor a 3.15% de abril, destacando la aceleración en vivienda y otros servicios (incluye loncherías, fondas y taquerías, restaurantes y similares, servicio telefónico local fijo, servicio de telefonía móvil, consulta médica, servicios turísticos en paquete, entre otros).

El componente no subyacente está conformado por productos agropecuarios y energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. El primero aumentó 2.87% a tasa anual, el menor nivel en 14 meses; en su interior, donde los precios de frutas y verduras disminuyó 0.87%, primera caída desde marzo del año pasado, mientras los de productos pecuarios incrementaron 5.14%, la variación anual más baja en cinco meses.

El segundo rubro del índice no subyacente creció 9.59%, el máximo en lo que va del año; en su interior resalta que el alza anual de 12.37% en las cotizaciones de energéticos continuó con una tendencia de aceleración que comenzó en febrero pasado. Las tarifas autorizadas por el gobierno perdieron fuerzas.

Mayo VS. Abril

El comportamiento en el plazo inmediato se muestra con las variaciones mensuales del INPC, mismo que en mayo del 2018 registró una reducción de 0.16% en relación con el mes anterior.

En mayo, el INPC cayó 0.16% a tasa mensual, que representó hilar dos disminuciones. Esta situación se debió principalmente a la reducción de 22.32% de los precios de electricidad, el genérico de mayor incidencia a la baja en esta dinámica.

Este descenso en electricidad fue porque el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida inició su periodo de vigencia durante mayo en las siguientes ciudades: Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo y Ciudad Jiménez.

Al otro extremo, los productos y servicios con más incidencia al alza en el INPC mensual fueron gas doméstico LP (aumento de 7.22%), gasolina de bajo octanaje (1.08%), pollo (3.41%), transporte aéreo (22.02%) y vivienda propia (0.21por ciento).

Las caídas mensuales más pronunciadas en los precios al consumidor en mayo del 2018 por ciudad fueron en Huatabampo, Sonora (7.70%); Mexicali, Baja California (7.06%); Culiacán, Sinaloa (6.65%); Hermosillo, Sonora (2.78%); La Paz, Baja California Sur (2.75%); Matamoros, Tamaulipas (2.03%), Ciudad Juárez, Chihuahua (1.62 por ciento).

Los mayores aumentos fueron en Iguala, Guerrero (0.68%); Puebla, Puebla (0.56%); Ciudad Acuña, Coahuila (0.53%); Tijuana, Baja California (0.53%) y San Andrés Tuxtla, Veracruz (0.49 por ciento).

Por su parte, el Índice de la canasta básica presentó una disminución mensual de 0.68%, para el quinto mes del año; ésta es el segundo descenso de los precios presentado en el año, después del 1.3% obtenido en abril. En el mismo periodo de 2017 registró una tasa de 0.89% mensual y de 8.48% anual.