La inflación registró en el tercer mes del año una desaceleración de 3.25%a tasa anual, en medio de la contingencia sanitaria por el coronavirus y la caída del precio internacional del petróleo.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en marzo el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una disminución de 0.05% en su comparación mensual, con lo que a tasa anual la inflación se ubicó en 3.25 por ciento.

El dato resultó menor a 3.70% que se registró en febrero. De esta manera, la inflación registró 10 meses consecutivas dentro del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- 1 punto porcentual.

“Menores precios del petróleo y la esperada caída en la actividad económica, por un lado, así como la depreciación del tipo de cambio y alza en salarios, por el otro, generan efectos contrarios en el balance de riesgos para la inflación. Ante ello y las menores tasas de interés en otros países, la elevada incertidumbre y la volatilidad financiera, prevemos que el Banxico actúe con prudencia. Esperamos baja de 25 puntos base en la siguiente reunión”, indicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

Menor presión por parte de energéticos

Analistas explicaron que la desaceleración en la inflación se debió a la menor presión que se presentó en el componente no subyacente, ya que reflejó la caída de los precios de los energéticos que, a su vez, se debió a la disminución del precio del petróleo a nivel mundial.

El índice de precios no subyacente se desaceleró desde 3.81 a 2.19 por ciento.

Lo anterior se debió a la disminución de 3.13% en los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. En el periodo, los energéticos mostraron una baja en su precio de 6.36%, mientras que las tarifas de gobierno aumentaron 4.98 por ciento.

A inicios de marzo el precio internacional del petróleo cayó, debido a las diferencias entre Rusia y Arabia Saudita.

Frutas y verduras, al alza

En tanto, los precios de los bienes agropecuarios mostraron un mayor dinamismo, con una tasa anual de 9.96 por ciento. Dentro de éstos, las frutas y verduras mostraron un incremento de 13.47%, mientras que en los pecuarios fue de 7.00 por ciento.

Por su parte, el aumento en los precios del rubro subyacente —el cual elimina de su cálculo los bienes y servicio con precios más volátiles— tuvo un mayor peso en el INPC, con una tasa anual de 3.60 desde 3.66% del mes previo.

“Identificamos preocupaciones sobre presiones derivadas de la fuerte depreciación del peso y la potencial escasez de productos debido a la disrupción de cadenas de suministro. En este sentido, las mercancías aumentaron a 3.8%, particularmente en alimentos procesados que se ubicaron en 5.1 por ciento. Por el contrario, servicios excluyendo vivienda y educación se desaceleraron, lo cual podría estar relacionado a la caída en los precios de la gasolina y una brecha del producto más amplia”, indicaron estrategas de Banorte.

El incremento de precios en este rubro se debió a que las mercancías aumentaron 3.83% en su precio, donde los alimentos, bebidas y tabacos registraron un incremento de 5.05% y las mercancías no alimenticias de 2.54 por ciento.

Los servicios, por su lado, registraron una inflación de 3.35%, derivado de un alza de 4.58% en las colegiaturas y el aumento de 2.93% de la vivienda, así como una tasa de 3.47% en otros servicios.

Productores enfrentan alza en precios de 2.10%

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en marzo los productores mexicanos enfrentaron un incremento de precios mensual de 1.38%, con lo que, a tasa anual, el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), incluyendo petróleo, se ubicó en 2.10 por ciento.

Con el dato de marzo se hilaron cuatro meses al alza

La aceleración en la inflación se debió a que sus tres actividades se presionaron al asimilar el alza en el tipo de cambio, pese a los bajos precios de los commodities, indicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

A detalle, las actividades primarias se aceleraron desde 0.56% de febrero a 4.95% en marzo. En el caso del sector industrial —conocido como las actividades secundarias— registró un incremento anual de 0.92% en marzo, tras la disminución de precios de 0.39% que registraron en febrero.

Dentro de este sector, los precios para la minería cayeron 28.13% en su comparación anual,mientras que las industrias manufactureras registraron un incremento de 3.99%; la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final aumentaron su precio en 1.45%; y la construcción en 1.18 por ciento.

En el caso del sector terciario, en donde se engloba al sector de servicios, éste se aceleró de 3.61 a 3.92% en el tercer mes del año. Al interior de éste, los servicios de esparcimiento, culturales y deportivos, así como los servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas, mostraron un incremento en precios de 6.31% cada uno.

Debido a las medidas de la Jornada de Sana Distancia, el Inegi recordó que se suspendieron encuestas y sondeos presenciales para evitar la propagación del coronavirus, por lo cual para la medición del INPP se utilizarán medios electrónicos para obtener las cotizaciones de los precios.

ana.martinez@eleconomista.mx