El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que estaba preocupado por la creciente inflación, pero evitó pedir frenos a las exportaciones de granos para contener los precios de los alimentos tras una sequía que diezmó la cosecha de este año.

La inflación, que actualmente excede el 6% considerado como objetivo anual, implica un riesgo mayor que el de una desaceleración económica, dijo una autoridad importante del banco central, señalando que las tasas de interés podían elevarse esta misma semana.

Rusia irritó a los mercados mundiales en el 2010 cuando impuso una prohibición a las exportaciones luego de una severa sequía que destruyó un tercio de su cosecha. Un fuerte debate continúa en los círculos del Gobierno sobre si se justifica aplicar una maniobra similar en este momento.

Putin, quien habló en una conferencia de inversores el martes en Moscú, culpó por los crecientes precios a malas cosechas en los grandes exportadores de granos, entre ellos Estados Unidos.

"Esto está teniendo un efecto significativo en la situación interna del país, después de todo, los precios de los granos están subiendo aquí. Guié la atención del Gobierno hacia esto", declaró Putin en la conferencia realizada por el banco de inversión VTB Capital.

"El año pasado y el anterior reaccionamos con bastante energía a esto con la ayuda de nuestras reservas de granos. Necesitamos pensar qué hacer respecto a esto", agregó.

El jefe de política agrícola del Gobierno, el viceprimer ministro Arkady Dvorkovich, descartó imponer restricciones a las exportaciones de granos o cualquier tipo de aranceles especiales para la actividad.

La comisión agrícola gubernamental de Rusia, encabezada por Dvorkovich, analizará esta semana un posible comienzo de venta de granos de las reservas del Gobierno.

Otras autoridades dicen que se necesitarán límites para las exportaciones, posiblemente a partir del año próximo, si los cargamentos de trigo continúan a gran escala. Rusia se ha convertido en los últimos años en el tercer exportador de granos más grande del mundo.

RDS