La inflación a los consumidores registró en septiembre su quinto mes consecutivo de desaceleraciones, con lo cual regresó a niveles del 2016, de acuerdo con la información divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó 0.26% en el mes respecto a agosto, con lo cual a tasa anual se ubicó en 3.00 por ciento.

Con ello, la inflación está en línea con el objetivo puntual del Banco de México (Banxico) de 3% +/-1 punto porcentual. La última vez que el índice registró ese mismo nivel fue en febrero del 2015.

De acuerdo con un sondeo de Reuters a 14 bancos, corredurías y firmas de análisis, el mercado preveía que la inflación regresaría al objetivo del Banxico.

Además, es el menor dato registrado desde octubre del 2016, cuando a tasa anual la inflación se ubicó en 3.06 por ciento.

“La desaceleración económica, los bajos precios de los productos básicos y el efecto rezagado de las estrictas políticas fiscales y monetarias están empujando la inflación hacia abajo”, refirió Andrés Abadía, economista senior para América Latina de Pantheon Macroeconomics.

Ante los resultados del noveno mes, estrategas de Banorte prevén que el banco central recorte su tasa de interés —que actualmente está en 7.75%— en otras dos ocasiones más en lo que resta del año.

“A pesar de la persistencia al alza del componente subyacente, creemos que los riesgos al alza están relativamente contenidos (...) Creemos que el Banxico continuará con su ciclo de relajamiento en lo que resta del año, con recortes de 25 puntos base en las dos reuniones que faltan, llevando la tasa de referencia a 7.25 por ciento. También pensamos que esto podría extenderse hacia el próximo año, con nuestra expectativa para la tasa de referencia al cierre del 2020 en 6.00%”, refirieron.

Al interior de los precios al consumidor, el presidente del Inegi,  Julio Santaella, destacó en su cuenta de Twitter “la fuerte caída en el alza de los precios de energéticos: su variación anual pasó de 19.20% en septiembre 2018 a -3.09% un año después”.

Energéticos ayudan; colegiaturas presionan

De acuerdo con analistas, la desaceleración de la inflación se debió al componente no subyacente, en especial el rubro de energéticos, mientras que dentro de la inflación subyacente el comportamiento estacional de las colegiaturas, por el regreso a clases, presionó.

La inflación no subyacente mostró en el mes patrio un tasa anual de 0.71 por ciento. Esto fue resultado de un avance de 2.98% de los productos agropecuarios, mientras que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno disminuyeron en 0.90 por ciento.

“En gran medida, el descenso en el índice de precios obedece a menores presiones en el componente no subyacente: la variación anual de los energéticos se ubica en terreno negativo por primera vez desde el 2016; los bienes agropecuarios se aceleraron contra agosto, pero se mantienen alrededor de mínimos del año, en especial por frutas y verduras”, explicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

En tanto, la inflación subyacente, aquella que elimina de su cálculo los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles y que se conforma por los rubros de mercancías y servicios, registró una mayor presión con una tasa anual de 3.75 por ciento.

Dentro de este índice, las mercancías mostraron un incremento de precios de 3.77%, mientras que  los servicios de 3.73 por ciento.

El Inegi detalló que dentro de los genéricos con mayor incidencia por su precio mensual al alza estuvieron el jitomate, con un incremento de 7.84%; la primaria, con 4.17%, y los automóviles, con 1.23 por ciento, aspecto que fue destacado por el presidente del Inegi en su cuenta de Twitter.

En el otro extremo, la cebolla fue el genérico cuyo precio bajó 15.74%, seguida por los servicios profesionales, con 16.72% y el pollo con 2.24 por ciento.

Precios a productores se suavizan

En lo que se refiere a los precios que enfrentan los productores mexicanos, éstos también registraron una desaceleración en septiembre.

Los datos del Inegi revelaron que, a tasa mensual, el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) registró una tasa de 0.85%, mientras que en comparación anual se ubicó en 1.88 por ciento.

El dato es menor al registrado en agosto, cuando la inflación a productores se ubicó en 1.97% anual.

Por grupo de actividades, las primarias mostraron un avance de apenas 0.42% anual, mientras que el sector de industrias de 1.18% y las actividades que se refieren a servicios se ubicaron en 3.50 por ciento.

[email protected]