Para el décimo mes del año, la inflación al consumidor registró un ligero avance en su medición anual, con lo que se mantuvo estable y dentro del objetivo del Banco de México (Banxico), de acuerdo con lo divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un avance mensual de 0.54%, con lo que a tasa anual se ubicó en 3.02%, su menor nivel para un mismo mes desde octubre del 2015, cuando registró una tasa de 2.48 por ciento. En septiembre, la tasa de inflación se ubicó en 3.00 por ciento.

Pese al ligero avance, la inflación registró su quinto mes consecutivo dentro del rango objetivo del banco central de 3% +/-1 punto porcentual.

El dato sorprende poco al mercado. De acuerdo con un sondeo de Reuters a 13 bancos, corredurías y firmas de análisis, anticipaban que  la inflación en octubre se ubicaría en 3.00 por ciento.

Da margen para ajuste de la tasa de interés

De acuerdo con analistas, el buen comportamiento de la inflación en el décimo mes del año permitirá que el Banxico realice otro ajuste a la baja a su tasa de interés. La próxima reunión de política monetaria está programada para el 14 de noviembre.

“Prevemos que la inflación presente un ligero aumento anual en noviembre y diciembre, derivado de un efecto base en los precios de los energéticos; sin embargo, se mantendría cerca de la meta del Banxico (...) Los últimos ajustes en las tasas de interés por parte de otros bancos centrales dan un mayor espacio para que el Banxico siga adelante con las reducciones en las tasas, perfilando así una postura monetaria menos restrictiva”, refirió Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

No obstante, alertó de riesgos que pueden evitar una reducción en la tasa, como una resistencia de la inflación subyacente a bajar; cambios en la calificación crediticia de Pemex o del soberano; una reversión en los precios de las materias primas, así como choques de oferta en precios de productos agropecuarios.

Actualmente, el banco central tiene su tasa de interés en 7.75 por ciento. En septiembre pasado, realizó su segundo recorte consecutivo a la tasa.

Energéticos dan respiro; agropecuarios presionan

Al interior del reporte del Inegi se puede observar que el resultado de octubre se debió a una mayor presión dentro del rubro no subyacente, el cual se ubicó en 1.01% anual desde 0.71% del mes previo.

Dentro de este rubro, los energéticos y tarifas de gobierno registraron una disminución en sus precios de 0.91%, la segunda consecutiva. Por componentes, los energéticos siguieron con su tendencia a la baja y su precio disminuyó 3.20%, ello debido a una caída de 13.80% anual en el precio del gas LP, de 0.97% de la gasolina Magna y de 0.35% de la Premium.

Por su parte, las tarifas autorizadas por el gobierno registraron un precio al alza de 4.78% anual, en donde el mayor aumento se dio en los trámites vehiculares, cuyo precio se disparó 8.09 por ciento.

En tanto, los productos agropecuarios (frutas, verduras y pecuarios) registraron un incremento de precios en octubre de 3.82 por ciento. Esto se debió a que las frutas y verduras registraron una variación anual de 2.36%, donde el chile poblano incrementó su precio 42.76%, mientras que en la parte de los pecuarios se registró una inflación de 5.02%, donde el huevo fue el producto con mayor alza, de 16.54 por ciento.

En lo que se refiere a la inflación subyacente, ésta registró una tasa anual de 3.68% desde el dato de 3.75% de septiembre. Al interior de ella, las mercancías registraron una inflación de 3.78%, en donde el precio del maíz aumentó 8.46%, el producto con mayor incremento.

Por su parte, el rubro de servicios presentó una tasa de 3.58% anual, donde el seguro de automóvil incrementó su precio en 7.54 por ciento.

“En general, las presiones subyacentes en México finalmente están disminuyendo, proporcionando un mayor respiro a los formuladores de políticas. Esperamos que la inflación siga moderada en los próximos tres a seis meses, lo que permitirá al Banxico reducir las tasas de interés”, señaló Andrés Abadía, economista senior para América Latina de Pantheon Macroeconomics.

Productores, con menores alzas

En lo que se refiere al Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), el Inegi informó que éste registró una desaceleración, con lo que a tasa anual se ubicó en 0.62% desde 1.88% del mes previo.

“El INPP se desaceleró de 1.88% anual anterior a 0.62%, su crecimiento anual más débil desde el 2015, siguiendo la debilidad en los precios del petróleo”, destacó Alejandro Saldaña.

Por actividades económicas, las actividades primarias disminuyeron sus precios a los productores en 0.92% anual, mientras las secundarias en 0.57% anual, lo cual explicó la desaceleración del mes. En lo que se refiere a las actividades relacionadas con los servicios, éstas aumentaron sus precios en 3.19 por ciento.