Economía

Lectura 1:00 min

Inflación, en máximos de 17 meses

Avatar de Redacción

Por Redacción

En el mes, el índice subyacente aumentó 0.48% (a tasa anual se ubicó en 3.07%, la más alta desde diciembre del 2014), presionado por un aumento de 0.65% en mercancías; a 12 meses el alza es de 3.92 por ciento.

En septiembre la inflación de México a tasa anual se aceleró a 2.97%, su mayor nivel desde abril del 2015, influida en gran medida por el sector de los agropecuarios, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato marca una aceleración, comparado con la tasa de 2.73% de agosto, y superó la lectura de 2.52% registrada en el mismo mes del año anterior.

En el mes, el índice subyacente aumentó 0.48% (a tasa anual se ubicó en 3.07%, la más alta desde diciembre del 2014), presionado por un aumento de 0.65% en mercancías; a 12 meses el alza es de 3.92 por ciento.

Al interior, los precios de alimentos, bebidas y tabaco aumentaron 0.66%, mientras que las no alimenticias, especialmente susceptibles de la depreciación del peso, aumentaron 0.64 por ciento. Los servicios subieron 0.33%, ante un alza estacional en los precios de colegiaturas (2.27 por ciento).

Por su parte, los precios no subyacentes aumentaron 1.04%, presionados por un incremento de 3.10% de los precios agropecuarios. Las frutas y verduras subieron 6.23%, mientras el alza en los pecuarios fue de 1.32 por ciento.

Por otro lado, los precios energéticos retrocedieron 0.51% debido a que el descenso en gas LP contrarrestó el incremento en gasolinas.

Los precios que registraron mayores incidencias en el alza mensual fueron: jitomate (38.54%), huevo (7.05%), educación primaria (4.06%), automóviles (1.26%), cebolla (19.50%), pollo (2.07%), educación secundaria (3.92%) y tomate verde (23.05 por ciento).

Los precios de bienes y servicios que registraron mayores caídas fueron: gas doméstico LP (-5.23%), servicios profesionales (-11.71%), naranja (-15.23%) y telefonía móvil (-1.14 por ciento).

El aumento mensual de los precios generales de 0.61% es el mayor desde noviembre del 2014, pero coincidieron con los aumentos estacionales de las colegiaturas y los precios agropecuarios, que generalmente presentan una elevada volatilidad, por lo que su impacto suele ser temporal.

En su reporte, Invex manifiesta que por el momento la holgura en la economía propicia la ausencia de presiones derivadas de la demanda agregada y la depreciación del peso no ha generado efectos de segundo orden.

Sin embargo, anticipa un aumento de presiones durante los próximos meses a raíz del alza en precios energéticos y algunos insumos ante la persistente depreciación del peso. Establece su expectativa de inflación al cierre del año en 3.35 por ciento.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.