La tasa interanual de inflación en la eurozona subió 1 décima hasta 1.5% en noviembre con respecto a octubre, así como en el conjunto de la Unión Europea, donde se situó en 1.8%, según los datos publicados el lunes por Eurostat.

En noviembre del 2016, el indicador en los 19 países que comparten la moneda única y en los Veintiocho estuvo en ambos casos en 0.6 por ciento. En lo que a España se refiere, la inflación interanual fue de 1.8% en noviembre, 1 décima más que en octubre.

Las menores tasas anuales se registraron en Chipre (0.2%), Irlanda (0.5%) y Finlandia (0.9%), en contraste con los datos más elevados de Estonia (4.5%), Lituania (4.2%) y el Reino Unido (3.1 por ciento).

Comparado con octubre del 2017, la inflación interanual creció en 15 estados miembros, permaneció estable en nueve y cayó en cuatro.

Los mayores impactos al alza en la tasa del área del euro provinieron de los combustibles para el transporte (0.21 puntos porcentuales), los combustibles líquidos (0.07 puntos) y la leche, el queso y los huevos (0.05 puntos), mientras que impulsaron a la baja las telecomunicaciones (-0.11 puntos), la ropa (-0.07 puntos) y la protección social (-0.04 puntos).

Sin embargo, el dato de la eurozona para noviembre continúa alejado de la meta de 2% prevista por el Banco Central Europeo.

el REINO UNIDO, UNO DE LOS PAÍSES CON MAYOR TASA

La tasa de inflación interanual del Reino Unido se situó en noviembre en 3.1%, 1 décima por encima de la lectura del mes anterior y la primera vez que supera el umbral de 3% desde marzo del 2012, según el dato hecho público la semana pasada por la Oficina Nacional de Estadística.

Los elementos con mayor aportación alcista a la evolución de los precios en noviembre fueron el transporte (+0.70), el ocio y cultura (+0.46), además de los alimentos y los restaurantes y hoteles (+0.41). Las tarifas aéreas y los juegos de computadora contribuyeron a la subida de la inflación.