A noviembre del 2019 la tasa de inflación interanual se ubicó en 2.97% en México, su nivel más bajo desde septiembre del 2016. Con este resultado el nivel de precios sumó seis meses al hilo dentro del rango establecido por el Banco de México (3% +/- un punto porcentual), de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El incremento de los precios en el país continúa con su tendencia de desaceleración, explicada en gran parte, por mayor estabilidad del componente no subyacente del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC). Dicho componente comprende todas las mercancías agropecuarias, los energéticos y las tarifas autorizadas del gobierno; los genéricos cuyo precio es más susceptible a variaciones.

Por su parte, el componente subyacente del INPC contiene el resto de los productos y servicios importantes en el consumo nacional relacionados con la vivienda, la alimentación, la educación y otros servicios. Este componente ha mostrado una tendencia de estabilidad.

Algunos productos de alta incidencia en el nivel de precios nacional han frenado su encarecimiento dando aire a la tasa de inflación general, especialmente los energéticos.

El combustible más consumido por los mexicanos, la gasolina tipo Magna, registró una caída de 0.98% en su precio en comparación anual. Por su parte, la gasolina tipo Premium y el gas doméstico LP (licuado de petróleo) registraron también bajas en su precio de 1.01 y 7.94% respectivamente.

El conjunto de hortalizas frescas también ha mostrado una tendencia de precios a la baja, al corte de noviembre los precios en este rubro cayeron 9.85 por ciento. En este grupo se incluyen alimentos de alto consumo como el tomate, el jitomate, la cebolla, los chiles, la calabaza y la zanahoria.

Estas caídas anuales en el precio de los energéticos y algunos agropecuarios es significativa. En el mismo mes del 2018 la tasa de inflación anual general fue de 4.72%; la gasolina tipo Magna y la tipo Premium registraron tasas de 17.35 y 21.79%; el gas doméstico alcanzó un encarecimiento de 5.95% y el conjunto de hortalizas presentó inflación de 11.66 por ciento.

En el caso de las gasolinas, con este resultado, se ligan dos meses consecutivos con tasas de inflación negativas. Estos genéricos no presentaban caídas anuales de precio desde julio del 2016.

Comparación inmediata

Sólo de octubre a noviembre del 2019 el INPC incrementó 0.22% a escala nacional. La electricidad encabezó los encarecimientos de precio con 23.33%, especialmente por el corte del programa de tarifas de temporada cálida en Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo, Ciudad Jiménez y Esperanza.

Otros genéricos que se encarecieron fueron los nopales (31.10%), el tomate verde (25.47%), el jitomate (17.89%), el transporte aéreo (14.49%), los servicios profesionales (14.48%), el huevo (6.52%) y el gas doméstico LP (1.99 por ciento).

En contraparte, algunos agropecuarios se abarataron durante este mes. El limón encabezó la lista con una baja de 14.30% en su precio. Le siguieron el aguacate (11.87%), la naranja (8.72%), el chile serrano (5.42%), la papa y otros tubérculos (2.68%) y la manzana (1.42 por ciento).

Los televisores y automóviles también se abarataron en el penúltimo mes del 2019, su nivel de precios cayó 1.43 y 0.27% respectivamente en relación con el nivel registrado para el mes previo.