La inflación de la zona euro se aceleró a una tasa anual del 1.8% en enero, informó este miércoles la agencia de estadísticas de la Unión Europea, confirmando sus estimaciones anteriores.

En términos intermensuales, los precios al consumidor en el bloque monetario de 19 países bajaron un 0.8%, lo que confirma las expectativas del mercado.

Sin tener en cuenta los componentes volátiles de energía y alimentos no elaborados, un indicador observado de cerca por el Banco Central Europeo, la tasa de inflación anual en enero fue del 0.9%, en línea con la estimación inicial de Eurostat y el consenso del mercado.

La aceleración de la inflación anual se debió principalmente a los precios de la energía, que aumentaron un 8.1% interanual en enero, saltando desde un incremento de un 2.6% anualizado en diciembre.

erp