El subgobernador del Banco de México (Banxico), Javier Guzmán Calafell, refirió que la inflación cayó de 6.77%, a finales del 2017, a 4.65% en junio, como dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía la mañana de este lunes, en consistencia con las proyecciones del banco central mexicano.

Subrayó que ha tenido una trayectoria descendente a lo largo del 2018 y destacó además que las expectativas de inflación de largo plazo se han mantenido estables, aunque en torno a 3.5 por ciento.

De acuerdo con la transcripción de su intervención en un seminario en Londres, difundida por el Banxico en su página de Internet, el subgobernador apuntó que la materialización reciente de algunos riesgos al alza puede implicar una revisión del periodo durante el cual se espera que la inflación converja al objetivo de 3.0 por ciento.

No obstante, destacó, la actividad económica no se ha visto significativamente afectada por la política monetaria del Banxico, como lo demuestran los 33 trimestres consecutivos de crecimiento anual positivo del Producto Interno Bruto registrado a principios del 2018.

TLCAN, OPORTUNIDAD

Guzmán Calafell estimó que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ofrece la oportunidad de actualizar un acuerdo firmado hace más de 20 años y aumentar sus beneficios para los tres países integrantes.

“Espero que, al final, prevalezca el sentido común y que tanto el alcance realizado como el amplio alcance de las ganancias mutuas resultará en un acuerdo fortalecido y una integración aún más profunda dentro de la región de América del Norte”, argumentó.