En octubre, México se ubicó como el líder de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con los mayores precios de energéticos, que presentaron una variación anual de 16.2%, consigna el organismo en un comparativo.

La fluctuación de los precios energéticos en el país, casi triplica la registrada por el promedio de los 35 miembros, que fue de 5.8% y está lejos de la observada también a 12 meses, en República Checa, que fue de 0.3% y se quedó como la más baja para el conglomerado de los integrantes.

En su reporte mensual sobre inflación en la OCDE, los expertos de la entidad documentan que en el mes reportado se presentó una desaceleración de la inflación anual de energéticos, en el globo que, sin embargo, no se reflejó en México.

La medida de la OCDE incluye precios de gasolina, gas y electricidad entre otros y coincide con los aumentos sorpresivos reportados por el Banco de México en su informe trimestral de noviembre.

Con este reporte se completan 15 meses consecutivos en que México registra fluctuaciones positivas en el precio de sus energéticos, dejando atrás los datos negativos que sí se observaron en el primer semestre del año 2016.

Estas variaciones al alza se dieron con más fuerza cuando el gobierno federal anunció el calendario de la liberalización del precio de la gasolina programado para el 2017.

TAMBIÉN en INFLACIÓN GENERAL

En el mismo reporte, la Organización evidencia el caso de México pues cuenta con la segunda inflación general más alta del grupo, de 6.4%, también en su comparativo anual, con lo que sólo es rebasado por el líder, Turquía, que se anotó una variación de 11.9 por ciento.

La trayectoria de la inflación general de México, también es el triple de la que alcanzaron en promedio los 35 países miembros, que fue de 2.2% anual.

En el comparativo OCDE, destaca la inflación de Estados Unidos, que es guía para la decisión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) de la Reserva Federal. Según el comparativo reportado, la inflación de Estados Unidos registró una variación de 2% anual en octubre. Este es el nivel más alto observado para el indicador desde febrero del 2017.

En el reporte evidencian que en el décimo mes del año, la inflación de los alimentos en los países del grupo, registró una variación de 1.8% anual. Al revisar el comparativo, la inflación de alimentos de México queda también entre las más altas, ocupando el cuarto puesto, con una fluctuación a 12 meses de 7.6 por ciento.

Sólo rebasada por la observada en el periodo por el líder, Turquía (12.7%), Estonia (7.8%), y República Checa (7.8 por ciento).

Estos liderazgos de la inflación de México en energéticos, alimentos y la medición general, ha sido ya recogida por especialistas del sector privado consultados por Banco de México, que revisaron al alza sus expectativas para este año  y el próximo.

El promedio de los expertos consultados por el Banco de México esperan hoy que la inflación cierre el 2017 con una variación anual de 6.50% y para el 2018 la ven en 3.84 por ciento.