En mayo pasado la tasa anual de la inflación en Italia alcanzó el 3.2%, frente al 3.3% de abril precedente, informó hoy el Instituto de Estadísticas nacional (Istat), que confirmó sus previsiones.

Indicó que sobre la base mensual los precios al consumidor se mantuvieron estables, con una variación nula.

Explicó que ello obedeció a la caída mensual en los precios de los combustibles.

Asimismo, dijo el Istat, los precios de los productos adquiridos con mayor frecuencia disminuyeron 0.1% mensual.

Según el Istat, la inflación de fondo, calculada sin los bienes energéticos, ni los alimentos frescos, en mayo fue del 2.2%, frente al 2.3% de abril.

Precisó que respecto a un año antes la tasa de crecimiento de los precios de los bienes pasó de 4.2 de abril al 4% de mayo, mientras la de los servicios pasó del 2.2 al 2.1 por ciento.

RDS