En el primer mes de 2013 la inflación italiana anualizada llegó al 2.2%, frente al 2.3% de diciembre de 2012, informó hoy el Instituto de Estadísticas (Istat) nacional.

Dijo que se trató de la cuarta inflación consecutiva a la baja y que en enero se tuvo el nivel más bajo desde el mismo mes de 2011.

Según el Istat, que publicó datos provisionales, a nivel mensual los precios en enero aumentaron 0.2 por ciento.

Precisó que respecto a enero de 2012, en el mes apenas terminado los precios de los bienes alimentarios crecieron 3.2%, lo que representó el mayor incremento desde febrero de 2009.

Dijo que a nivel mensual en enero los precios de los alimentos aumentaron 0.8%, sobre todo debido al encarecimiento de productos no elaborados.

En particular, informó el Istat, el precio de los vegetales aumentó 9.5% mensual y 13.4% anual, mientras los de la fruta fresca crecieron 0.6% respecto a diciembre pasado y 8.5% en comparación con enero de 2012.

Por su parte, el precio de la gasolina creció 0.1% mensual y 3.1% anual, lo que representó el incremento más bajo desde octubre de 2009.

A su vez, el precio del diesel para medios de transporte disminuyó 0.4% sobre base mensual, mientras a nivel anual aumentó 1.9%, con lo que tocó el nivel más bajo desde diciembre de 2009.

RDS