Madrid.- La inflación de España se desaceleró en enero por cuarto mes consecutivo hasta alcanzar niveles no vistos en 17 meses, ante un menor consumo frente a la perspectiva de una recesión económica.

El índice nacional de precios al consumidor se desaceleró cuatro décimas respecto de diciembre a una tasa interanual del 2.0%, dijo el miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra está en línea con lo esperado por los analistas en un sondeo de Reuters.

Cuando divulgó recientemente los datos preliminares de enero, el INE atribuyó este descenso a la estabilidad de los precios de la electricidad y del tabaco, frente a las subidas que experimentaron estos rubros el año pasado.

La tasa interanual de enero fue la misma que la anunciada recientemente por el INE en términos preliminares.

"Es lógico que en España la inflación esté reduciéndose. Tenemos debilidad fuerte de la economía con una contracción de la demanda interna, y en estas condiciones es normal que las compañías tengan que ajustar sus precios para poder competir en un entorno de contracción de la demanda", dijo Nicolás López, director de análisis y mercado de M&G valores.

El Gobierno también pronosticó que la inflación seguirá moderándose en los próximos meses y subrayó que la caída de los precios favorece la competitividad de los productos locales.

"La tendencia que vemos (del IPC) es a la baja", dijo en un comunicado Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Competitividad.

Por su parte, la inflación subyacente de enero se ubicó en el 1.3% anual desde el 1.5% del mes anterior.

"En principio, lo lógico es que, salvo por los precios de la energía, la inflación subyacente siga reduciéndose y ese es el escenario que esperamos en los próximos meses", agregó López.

Pese a la tendencia bajista mostrada por los precios en los últimos meses, el Gobierno descartó el riesgo de deflación, técnicamente un periodo prolongado de los precios en zona negativa.

"En este momento, no percibimos que exista un riesgo (de deflación)", añadió Jiménez Latorre.

Según el secretario de Estado, esta visión es avalada por el actual nivel de la inflación subyacente, que elimina los componentes más volátiles de los precios.

RDS