El Comité de Política Monetaria del Banco Central (BC) de Brasil evaluó en el acta de su última reunión que, no obstante la moderación observada en el margen, la elevada variación de los índices de precios al consumidor en los últimos doce meses contribuye a que la inflación siga mostrando resistencia .

El documento contiene mínimas modificaciones frente a la versión anterior, de enero, aunque el colegiado optó por reducir el ritmo de ajuste de la tasa básica de interés (Selic) de 0.50 puntos a 0.25 puntos porcentuales. La semana pasada, el Copom subió la Selic de 10.5% a 10.75% al año.

El párrafo del acta que resume el mensaje central de la política monetaria incorpora una breve modificación en relación al documento referente a la reunión de enero, al reconocer que la inflación se moderó en el margen. Pero enfatiza, como lo venía haciendo anteriormente, que la variación de precios sigue mostrando resistencia.

El Copom reafirma que, en ese contexto, se insertan también los mecanismos formales e informales de indexación y la percepción de los agentes económicos sobre la dinámica de la inflación .

Considerando los daños que la persistencia de este proceso causaría a la toma de decisiones sobre el consumo y las inversiones, el Comité ve necesario que, con la debida tempestividad, sea revertido. De esa forma, el Copom entiende que es apropiada la continuidad del ajuste de las condiciones monetarias que están en curso , reveló el acta.

La proyección para la inflación en el escenario de referencia del BC sobre 2015 se redujo en relación al valor considerado en la reunión de enero, pero sigue por encima del centro de la meta, de 4.5%, para este año, la proyección para la inflación permaneció relativamente estable, pero superior al centro de la meta.

El escenario de referencia considera el mantenimiento de la tasa de cambio a 2.40 reales y la Selic en 10.5% en todo el horizonte relevante.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica