La inflación anual de Alemania se mantuvo en un 2% en octubre, apenas por encima de la meta del Banco Central Europeo para toda la zona euro, pero los economistas dijeron que se habría desacelerado de no ser por factores extraordinarios en el estado más poblado del país.

Las cifras preliminares publicadas el lunes por la oficina alemana de estadísticas, que representan un termómetro sobre la inflación en el resto de la zona euro, estuvieron justo en línea con la proyección de consenso arrojada por un sondeo de Reuters entre 34 economistas.

Los precios subieron solamente en Renania-Westphalia del Norte, uno de los seis estados sobre los que se elabora el índice preliminar de inflación. Este incremento contrarrestó las bajas en dos estados y cifras estables en otros tres.

En Renania-Westphalia del Norte (NRW por sus siglas en inglés), usualmente un termómetro de la inflación en el resto del país, los precios subieron un 1.9% tras haber aumentado un 1.6% en septiembre.

"Si no hubiera sido por el impacto de la eliminación de cobros a estudiantes en NRW en octubre pasado, la tasa de inflación de Alemania habría caído nuevamente en octubre", dijo Christian Schulz, economista de Berenberg Bank.

Sobre una base mensual, los precios al consumidor a nivel nacional permanecieron estables, mismo resultado que en septiembre.

Durante gran parte del año pasado, la inflación de Alemania permaneció por encima de la meta del BCE, que apunta a que la variación del costo de vida en la zona euro se mantenga cerca pero por debajo del 2 por ciento.

Un sondeo de Reuters entre 41 economistas estimó que la inflación de la zona euro de octubre, que se conocerá el miércoles, se habría desacelerado a un 2.5% frente al 2.6% de septiembre.

Armonizada para comparar con otros países de la Unión Europea, la inflación al consumidor fue de un 0.1% mensual y de un 2.1% anual.

Las cifras finales sobre la inflación de Alemania en octubre se publicarán el 9 de noviembre.

RDS