La inflación anual de Alemania se desaceleró a un 2% en septiembre, acercándose a la meta del Banco Central Europeo para toda la zona euro, mostraron el miércoles cifras preliminares.

La cifra estuvo en línea con lo esperado en un sondeo de Reuters entre 36 economistas. En agosto, la inflación había sido de un 2.1% tras un alza de los precios de la energía.

El BCE apunta a mantener la inflación en toda la zona euro cerca pero por debajo del 2 por ciento.

Sobre una base mensual, los precios al consumidor de Alemania permanecieron sin cambios tras haber subido un 0.4% en agosto, revelaron las cifras de la oficina de estadísticas.

Los precios al consumidor, medidos en línea con los parámetros de la Unión Europea, también se mantuvieron estables frente a agosto, mientras que en la medición anual subieron un 2.1 por ciento.

En agosto, esta medición había marcado un alza mensual del 0.4% y un incremento anual del 2.2 por ciento.

Las cifras preliminares de inflación se elaboran en base a las cifras de seis estados alemanes. Los números finales para septiembre se publicarán el 11 de octubre.

RDS