El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados dijo esperar que la inflación de 6.77% baje para finales del 2018 y el 2019, aunque continuará por encima de los objetivos de Criterios Generales de Política Económica, y dentro del intervalo de variabilidad.

En un documento, el CEFP destacó que la variación anual de 6.77% en la tasa de inflación del 2017, representó más del doble del objetivo en la materia de precios, y fue superior a la prevista por el sector privado (6.56%) y a la estimada en los Criterios Generales de Política Económica 2018 (5.8 por ciento).

En el documento “Evolución de precios diciembre 2017”, el CEFP argumentó que en ese mes, los precios al consumidor tuvieron un incremento mensual de 0.59%, cifra superior a la que registró un año atrás (0.46%) y a la calculada para ese periodo por el sector privado (0.42 por ciento).

Explicó que la variación de los precios ocurrió sustancialmente por el alza del costo de otros servicios (turísticos en paquete, transporte aéreo y restaurantes y similares) que contribuyeron con 0.168 puntos porcentuales de la inflación; las frutas y verduras (jitomate y calabaza), que aportaron 0.136 puntos; y los energéticos (gas doméstico LP y gasolina de bajo octanaje), que significaron 0.083 puntos porcentuales.

El Centro mencionó que la inflación general anual promedio fue de 6.59% en el cuarto trimestre del 2017, que implicó continuara el repunte en el nivel de la inflación mayor a 3.24% registrada en el último trimestre del 2016 y de 6.48%, en el último trimestre del 2017.

“Tal situación, significó que la inflación general se estableciera por arriba del objetivo inflacionario por quinto trimestre y por cuarta vez por encima del límite superior del intervalo de variabilidad”, refirió.

Añadió que durante diciembre del 2017, el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) total, excluyendo petróleo, registró un incremento mensual de 0.46%, cifra inferior al alza observada un año atrás (0.98 por ciento).        

Mencionó que el sector privado prevé que la inflación general anual baje y cierre el 2018 en 3.96% respecto al 2017 (6.77 por ciento).

Sin embargo, dijo que aun así será mayor a la que se observó en diciembre del 2015 cuando terminó en 2.13 por ciento.

Mencionó que para finales del 2019, los especialistas prevén un menor incremento de precios al ubicarla en 3.66% en comparación al anunciado para el 2018 (3.58% en la encuesta de noviembre).

“Así, se estima que la inflación baje, pero continuará por encima del objetivo, aunque dentro del intervalo de variabilidad”, refirió.

Finalmente, el Centro de Estudio apuntó que el Banco de México anticipó que la inflación general anual exhibirá una lenta convergencia al objetivo inflacionario en el 2018 y que alcance niveles cercanos a dicho nivel al cierre del año, teniendo en cuenta un comportamiento ordenado del tipo de cambio, ausencia de presiones provenientes del mercado laboral, y que no se repitan los choques que afectaron durante el 2017.

[email protected]