Durante la primera quincena de mayo el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una reducción de 0.29%, colocando así su tasa anual en 4.46%, en el mismo periodo de 2017 registró una disminución de 0.34% quincenal y de 6.17% en su tasa anual.

Cabe recordar que después de 16 meses con la inflación arriba del 5%, en el pasado mes de abril se ubicó en 4.55%, con una variación mensual de los precios generales de 0.34 por ciento.

Julio A. Santaella, presidente del INEGI precisó que, en la última lectura, la inflación anual interrumpió su disminución: pasó de 4.41% en la segunda quincena de abril, su menor nivel desde enero de 2017, a 4.46% en la primera de mayo; lo anterior debido al componente no subyacente.

Por primera vez en el año los precios al consumidor registraron un avance quincenal en tasa interanual, luego de que la inflación ha venido desacelerando sostenidamente desde la segunda mitad de enero, cuando alcanzó un nivel de 5.58 por ciento. 

En los primeros 15 días de mayo, el índice de precios subyacente registró un alza de 0.13% y una tasa anual de 3.69%; por su parte, el índice de precios no subyacente descendió 1.51% a tasa quincenal, ubicando su tasa anual en 6.79%, Los correspondientes para el mismo periodo del año fueron de 0.15 y de 1.80% respectivamente, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El INEGI precisó que, dentro del índice de precios subyacente, se observó un incremento en los precios de las mercancías de 0.06% y en los servicios de 0.18 por ciento. Mientras al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios disminuyeron 0.69% y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 1.99%, éstos últimos, como resultado de la entrada en vigor del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida en 10 ciudades del país -Mexicali, Ciudad Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo y Ciudad Jiménez-, el cual será retirado en los meses de agosto o septiembre.

Entre los principales genéricos cuyas variaciones de precios a la baja destacaron por su incidencia sobre la inflación general del país se encuentran la electricidad con una caída de 22.32%, limón (25.88%), huevo (3.89%), jitomate (7.77%), melón (16.29%), automóviles (0.27%), pantalones para mujer (2.28%), pescado (1.16%), otras frutas (2.08%), zanahoria con una baja en su precio de 5.32 por ciento.

Por su parte los genéricos que presentaron variaciones por arriba de la inflación general durante el periodo fueron el gas domestico LP con un alza de su precio de 5.27%, gasolina de bajo octanaje (0.64%), transporte aéreo (16.68%), pollo (1.41%), vivienda propia (0.10%), servicios turísticos en paquete (2.14%), suavizante y limpiadores (1.65%), papel higiénico y pañuelos desechables (1.46%), naranja (14.74%) y loncherías, fondas, torterías y taquerías con un aumento en sus precios de 0.16 por ciento.

El organismo estadístico destacó que, el índice de precios de la canasta básica presentó una reducción quincenal de 0.84%, así como una tasa anual de 6.31%, en la misma quincena del 2017 las variaciones fueron de 1.12% quincenal y de 8.41% en su comportamiento anual.

Según el INEGI, las localidades con variación de precios por arriba de la inflación nacional en la primera mitad del quinto mes de 2018 fueron: Monclova, Puebla, Ciudad Acuña, Toluca, Iguala, San Andrés Tuxtla, Guadalajara, Tulancingo, Cortazar y Jacona.

Por el contrario, las localidades con variaciones por debajo de la medida nacional fueron: Huatabampo, Mexicali, Culiacán, La Paz, Hermosillo, Matamoros, Ciudad Juárez, Ciudad Jiménez, Chihuahua y Colima.

erp